Sábado, 24 de agosto de 2019

Los bajos precios de los cereales empañan una campaña con una gran cosecha

El ovino, la cruz del sector ganadero que dice adiós a un año marcado por la estabilidad

Buena producción de cereales a la que no han acompañado los precios. Foto: Alberto Martín

Pérdida de población en el  medio rural, precios ruinosos, daños importantes de la fauna salvaje, recortes sociales en el medio rural, o más burocracia en la gestión de las explotaciones es el resumen que realiza la Alianza UPA-COAG de 2018 para el campo.

Tras el catastrófico 2017 para los agricultores y ganaderos de la provincia debido a la grave sequía, el balance resulta más satisfactorio, aunque con matices. Con una buena cosecha de cereales, sin embargo los precios no han acompañado, teniendo en cuenta el déficit de producción a nivel internacional.

La Alianza ha denunciado que, tras estos precios ruinosos, está la presión de almacenistas y fabricantes de piensos para manejar la producción, hundir los precios y comprar barato. Salamanca cosechó 486.247 toneladas, frente a las 151.574 de 2017, con unos rendimientos medios de 3.556 kilos por hectárea en una superficie sembrada de 136.759.

Precios bajos para el cereal en un año en el que se han disparado los costes de producción, con un incremento del precio del gasóleo y los fertilizantes.  Según ASAJA, respecto a otoño de 2017, año en el que los costes de producción ya eran altos, el precio del carburante se ha elevado un 42%, con lo que, para una explotación de 200 hectáreas de secano y  8.300 euros de costes de gasóleo y otros 21.600 de abono supondría un sobrecoste de más de 3.500 euros.

Luces y sombras para un año que ha visto el relevo al frente del Ministerio –el socialista Luis Planas por la popular García Tejerina- y una estabilidad para el sector ganadero, salvo el ovino, inmerso en una grave crisis. Mercado exterior y estabilidad del consumo interno ha permitido a los productores de vacuno hacer frente a un año sin sobresaltos, con buenos precios y tranquilidad en materia de sanidad.

Similar trayectoria ha vivido el porcino, con la buena noticia del protocolo cárnico firmado con el Gobierno chino que permite la exportación de jamón con hueso y embutidos con menos de 313 días de maduración. Con una población rural cada vez más envejecida y sin relevo generacional, 2018 ha seguido la tendencia de los anteriores con un descenso de los activos agrarios por cuenta propia. Entre los últimos cinco años ha disminuido en 2.115, lo que significa más de uno por día.

Situación de otros sectores:

Los apicultores reclaman un etiquetado claro de la miel

Los apicultores salmantinos han protestado en la calle para exigir un mayor control de las importaciones de miel y un etiquetado que clarifique tanto la procedencia como los porcentajes de mezclas. Los profesionales - 500 apicultores en Salamanca- hacen frente a una pésima producción, la mitad de una campaña normal, que sigue almacenada y sin precio. 

Récord de la renta agraria

La renta agraria ha batido un nuevo récord, al rondar 30.000 millones, con un aumento del 3,4% respecto al año anterior. La evolución positiva viene de la mano de la producción vegetal, que aumenta un 6,5%, con fuertes incrementos en cereales y plantas forrajeras. Por su parte, la producción animal ha experimentado una subida de un 2,6%, destacando el porcino (6,4%), aves (5,2%) y huevos (6,9%).

Incertidumbre del sector remolachero

El anuncio de Azucarera de reducir en 6,5 euros el precio que paga por tonelada de remolacha a partir de la próxima campaña ha generado temor entre los productores, que rechazan esta decisión unilateral. El Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) establece unos precios de 32,5 euros por tonelada y, con el recorte anunciado, no se cubrirían los costes de producción.

Tres empresas agroalimentarias facturan 156 millones

Las tres empresas agroalimentarias más importantes de la provincia han sido Productos Ibéricos Calderón y Ramos (cárnica), con 71,61 millones de facturación y 330 trabajadores; Corongrasa (agroalimentación), con 49,47 millones y 10 trabajadores y Julián Martín (cárnica), con 34,90 millones y 98 empleados. Dos empresas en Burgos, Campofrío, con 879,6 millones y 2.327 empleados y Pascual, con 679 millones y 2.300 trabajadores se sitúan al frente del ránking regional.

-Luces y sombras de la reforma PAC. Castilla y León consensuó con el sector un documento en defensa de la PAC para el periodo 2021-27 con el fin de mantener los fondos que percibe actualmente.

-Ovino, la cruz del sector ganadero. Con unos precios en origen que no cubre los costes de producción, los productores han salido a la calle para exigir a la industria contratos estables y precios dignos.

-Siguen los daños por lobos y buitres. Los ataques a la cabaña de ovino y bovino han continuado en la provincia. En el primer semestre, 2018 los ataques de lobos se dispararon un 68 % en la Comunidad.