Martes, 19 de noviembre de 2019

Esclarecidos los robos en empresas de Cabeza de Béjar y Martinamor

La Guardia Civil completa la investigación con el arresto de  cuatro ciudadanos chinos, que se dedicaban a la receptación de la mercancía sustraída en los polígonos

Parte del material intervenido en esta operación

La operación LOPO, desarrollada por la Guardia Civil de Salamanca, se inició en el mes de octubre de 2017 con motivo del robo con fuerza en una industria alimenticia de Cabeza de Bejar (Salamanca).

Tras las investigaciones realizadas, se detecta que los autores del citado delito pudieran ser un grupo de personas de orígenes rumano, búlgaro y español dedicados principalmente al robo de industrias alimenticias. Tal es así, que en el mes de junio de 2018 volvieron a actuar en otra empresa alimenticia de Martinamor (Salamanca).

Intensificado el control sobre el grupo criminal, se observa como, dada la proximidad de las fiestas navideñas, aumentaba la actividad delictiva. Hasta que el día 7 de noviembre, tras el robo en una empresa de bebidas alcohólicas y cestas navideñas, se consigue detener a los integrantes del citado grupo, al tiempo que se consigue recuperar gran cantidad de bebidas alcohólicas, productos de alimentación y herramientas.

Más adelante, se consigue detectar en la localidad madrileña de Móstoles la presencia de varios compradores de origen chino, que serían quienes adquirían la mercancía sustraída en los robos para ponerla a la venta al público en diversos establecimientos, lo que constituye un delito.

Las detenciones de los ciudadanos chinos se llevaron a cabo el día 4 de diciembre de 2018 en Móstoles, practicándose ese mismo día dos registros en sus domicilios de residencia, así como otro en un establecimiento comercial regentado por los mismos. De este modo, se han recuperado productos comestibles, así como gran cantidad de bebidas alcohólicas a los que los ciudadanos chinos le daban fácil salida en el mercado.

Con estas detenciones se da por finalizada la investigación encuadrada dentro de la denominada operación “LOPO”, que ha sido dirigida por la Titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Salamanca. Se ha logrado la desarticulación del grupo criminal, efectuándose un total de doce detenciones (seis ciudadanos rumanos, un búlgaro, un español y cuatro chinos), practicándose un total de nueve  registros, ocho en domicilios y uno en un establecimiento comercial.

Tras la recuperación de la mercancía, que ha sido reconocida por la víctimas de los robos perpetrados por el grupo, el número de delitos esclarecidos ha ascendido a 18 robos en las provincias de Salamanca, Valladolid, Gijón, Navarra, Orense y Palencia.