Sábado, 17 de agosto de 2019

Cloacas

265

Le digo a Emilio, el camarero, que me asusta pensar que puedan volver al poder los de la caja B, la corrupción y las cloacas.

Se ríe, me llama ingenuo y afirma que todos tienen caja B, que todos son corruptos, que todos manejan las cloacas a su antojo.

Le digo que quizás tenga razón, y me entristezco más aún. No entiende nada. Entonces me explico: me asusta pensar que puedan volver al poder los de la caja B, la corrupción y las cloacas… Y, encima, tan negados como para wser los únicos que se dejaron pillar.

Se ríe y sirve una ronda. “¡La casa invita!”, me dice.