Miércoles, 23 de enero de 2019
Ciudad Rodrigo al día

‘El Grinch’ y ‘Miamor perdido’, doble cita para los próximos días en el Cine Juventud

De forma novedosa, este viernes se proyectará también ‘El Grinch’ en la franja de las 17.30 horas

EL GRINCH (China/Estados Unidos, 2018)

Del viernes 14 al domingo 16 de diciembre a las 17.30 horas.

Como primera propuesta de la semana, dirigida al público infantil, el Cine Juventud ofrece desde este viernes El Grinch, película de animación que tiene como protagonista a este solitario personaje que vive en una cueva del Monte Crumpit con su fiel perro Max como única compañía. Allí tiene todos sus inventos y cachivaches para satisfacer todas sus necesidades diarias, dejándose ver por Villa Quién solo cuando se queda sin comida.

Cada año, los lugareños perturban la soledad del Grinch con celebraciones cada vez más desmesuradas, luminosas y ruidosas. Cuando los Quién anuncian que van a preparar una Navidad el triple de grande, El Grinch se da cuenta de que sólo puede recuperar algo de paz y silencio robando la Navidad. Para ello, se hará pasar por Santa Claus en Nochebuena.

Mientras tanto, una dulce niña de Villa Quién, Cindy-Lou, planea con sus amigos atrapar a Santa Claus para darle las gracias por ayudar a su madre trabajadora.

MIAMOR PERDIDO (España, 2018)

Del viernes 14 al martes 18 de diciembre a las 20.00 y 22.30 horas, excepto el domingo a las 22.30 horas.

Para el público adulto, el Cine Juventud se suma al estreno de Miamor perdido, película dirigida por el director de Ocho Apellidos Vascos, Emilio Martínez-Lázaro, y protagonizada por Dani Rovira y Michelle Jenner, quienes se meten en la piel de Mario y Olivia, una pareja que se enamora locamente.

Una tarde, planteándose que toda relación se acaba, terminan rompiendo. Durante esa bronca, el gato callejero adoptado por ambos, que responde al nombre de Miamor, se escapa y desaparece. Durante un tiempo Olivia dará por muerto al amor y al gato, mientras Mario lo mantiene con vida a escondidas.

Un buen día en el que parece haber resucitado definitivamente, Olivia se siente víctima de un engaño y decide declararle a Mario una guerra, en la que, como en el amor que aún respira, todo puede valer.