Viernes, 10 de abril de 2020

La vida pirata, la vida mejor

 

 

Cómo pudimos vivir hasta que los Corsarios llegaron y nos rescataron.  Cómo sin estos navegantes imparables que tan amablemente nos abren las dos puertas a su tesoro.

No importa dónde esté tu naufragio, ellos siempre saben cómo salvarte: conocen los porqués de las mareas, los lúcidos secretos de los vientos.

Cuando contemos que los conocimos nadie nos creerá.  Nadie comprenderá que lograron lo imposible: traernos el mar a esta ciudad.