Miércoles, 17 de julio de 2019
Las Arribes al día

Fallece el pintor Tomás Bernal Villoria tras caerse en la vieja bodega de Aldeadávila

Muy querido en Vitigudino y pueblos de la comarca, además de dedicarse al muralismo, el fallecido había realizado varias exposiciones pictóricas

Tomás B. Villoria era tan buena persona como pintor

El conocido pintor de murales, Tomás Bernal Villoria, ha fallecido este viernes en Aldeadávila de la Ribera tras precipitarse cinco metros de altura en la antigua bodega de vino de esta localidad. Según responsables de la cooperativa, propietaria del inmueble, el pintor habría sufrido un tropiezo sobre uno de los pasillos de barandillas de la bodega. El suceso ha tenido lugar sobre las 18.30 horas.

Tomás Bernal Villoria, natural de Majuges pero vecino de Vitigudino, era muy conocido por sus trabajos muralistas en toda la provincia. Precisamente, en la actualidad se encontraba pintando los rótulos de la bodega nueva situada en Corporario y propiedad de la Soc. Coop. Arribes del Duero. La presencia de Tomás B. Villoria en la antigua bodega era circunstancial, pues no estaba relacionada con el trabajo que estaba realizando, pues según informó a este diario el presidente de la cooperativa, Emilio Gallego, “no sabemos a qué fue, quizás a buscar algún material porque había estado trabajando allí antes ”, concluyó.

Por otro lado, el 112 ha informado de que el personal de Emergencias Sanitarias-Sacyl informó al Centro de Emergencias Castilla y León de la caída de un varón en la calle Cooperativa del Vino de Aldeadávila de la Ribera (Salamanca). Informan de que estaba pintando y se ha precipitado de unos 5 metros y ha fallecido. La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Guardia Civil (COS). El personal sanitario que ha acudido al lugar ha confirmado el fallecimiento de un varón de 60 años.

Tomás Bernal Villoria, de 60 años de edad, era una persona muy querida en Vitigudino y pueblos de la comarca, por lo que su fallecimiento ha causado un gran impacto en redes sociales. Además de murales, Tomás B. Villoria hizo varias exposiciones de pintura, en su mayoría sobre motivos taurinos, dehesa y campo charro.