Miércoles, 19 de diciembre de 2018

La Antigua CB Tormes recibe al Zornotza en el inicio de la segunda vuelta

El equipo salmantino entrenado por Jandro Zubillaga continúa con las bajas de Sureda y Antúnez, aunque recupera a Sikiras para este partido

Quesería La Antigua –  CB Tormes comienza la segunda vuelta de esta primera fase con una experiencia muy positiva en estos primeros once partidos ligueros en los que se ha competido en todos los choques, salvo en dos encuentros a domicilio, a pesar de ser un equipo novato en la categoría y muy joven en todas sus filas.

El conjunto dirigido por Jandro Zubillaga saltará al Municipal de Würzburg este viernes a las 20:30 horas sin Pere Sureda y Lucas Antúnez, que siguen siendo bajas, aunque recupera respecto al último encuentro a Njegos Sikiras, recuperado de su esguince de tobillo.

Los salmantinos llegan a este choque en una trayectoria ascendente después de un muy mal encuentro disputado en Azkoitia ante Juaristi ISB, gracias al trabajado triunfo de la semana pasada frente a Cantabria Estela.

Quesería La Antigua tiene en una semana tres partidos – Zornotza este viernes, Gijón a domicilio el miércoles y Rioja en casa el domingo – que se antojan importantísimos para salir de esos puestos de abajo en los que está, ya que solo está separado de los puestos que dan acceso directo a la permanencia por dos victorias.

“La idea es creer que podemos ganar a cualquiera”

“Mi talante es positivo porque regodearnos en lo malo no sirve si no buscas soluciones. La idea es creer en que podíamos ganar a cualquiera y ahora ya lo sabemos. Ahora debemos creer en nosotros y decir “aquí estamos”. Somos un equipo vinculado y eso nos hace especiales, por eso debemos compararnos con las canteras de Joventut, Barcelona o Baskonia, que tienen números muy parecidos a los nuestros, o incluso peores”, afirma el técnico del CB Tormes, Jandro Zubillaga.

“Zornotza ha cambiado desde la primera vuelta. Han perdido quizá algo de talento con la baja de Nimley, pero han ganado en músculo. Es un equipo físicamente muy bueno, con gran ritmo de juego, que defienden mucho y, por tanto, será otra batalla dentro de la guerra que nos espera en la segunda vuelta. En casa estamos más cómodos porque la gente nos anima y está con nosotros. Es de agradecer. Esperemos que sigan así porque nos dejaremos la vida en cada partido”, finalizaba Zubillaga.