Sábado, 15 de diciembre de 2018

Azucarera recortará seis euros por tonelada el precio que pagará a los remolacheros

Anuncia un cambio en el modelo de colaboración con los agricultores con el fin de garantizar el futuro del cultivo y la sostenibilidad de la industria 

Ante la caída de los precios del azúcar, Azucarera ha anunciado un cambio en el modelo de colaboración con los agricultores para las próximas siembras de la campaña norte (2019/2020), con el objetivo de garantizar el futuro del cultivo de remolacha y la sostenibilidad de la industria azucarera y su cadena de valor.  

A partir de la próxima campaña 2019/2020, el agricultor recibirá un ingreso de 26 euros por tonelada de remolacha, seis euros menos, al que se añadirán las ayudas comunitarias regionales aplicables y un complemento vinculado al precio del azúcar que negociará con las organizaciones agrarias, asegurando de este modo que el cultivo de remolacha siga siendo rentable.

De este modo, un agricultor que obtenga 100 toneladas por hectárea de remolacha, en línea con la producción media en España en la zona norte, obtendría un ingreso de 2.600 €/ha, lo que unido a la ayuda nacional y a la ayuda agroambiental situaría el nivel de ingresos en algo más de 3.600 €/ha en la zona norte. Si asumimos un coste medio de producción de remolacha de 2.500 €/ha, que incluye riego, fertilizante, productos fitosanitarios etc, el margen es superior a los 1.000 €/ha. Esta cifra confirma que aun en un caso como el actual, con precios deprimidos del azúcar la remolacha sigue siendo un cultivo rentable, incluso sin el complemento que se aplicaría una vez se recupere el precio.

Desde la desaparición de las cuotas de producción europeas en septiembre de 2017, el precio por tonelada de azúcar ha caído un 29% hasta los 350 euros (agosto de 2018), el nivel más bajo de la serie histórica, lo que ha generado una importante crisis en el mercado, no solo en España sino a nivel comunitario. De hecho, Azucarera acumula unas pérdidas de 30 millones de euros en los últimos cinco años y para el presente ejercicio prevé un resultado negativo de otros 40 millones de euros en su cuenta de resultados. A pesar del entorno de mercado actual, Azucarera sigue apostando por el sector y de hecho en el periodo 2012-2022 la compañía tiene comprometida una inversión de más de 155 millones en España, de los cuales ya ha invertido 86 millones, a falta de ejecutar 69 millones adicionales.