Miércoles, 19 de diciembre de 2018

Premio de consolación para el incombustible "Toti"

La renovación de los Consejos Consultivo y de Cuentas -bloqueada por el veto del PSOE a la designación de José Manuel Fernández Santiago, propuesto por el PP para presidir el primero de los organismos- se producirá en uno de los plenos a celebrar por las Cortes durante el presente mes de diciembre. Siendo obligado el consenso entre ambos partidos para alcanzar la mayoría cualificada que requiere dicha renovación, al grupo popular no le ha quedado más remedio que tragar con el veto y buscar un nombre alternaivo al de Fernández Santiago, quien, al margen de otras consideraciones, ciertamente no era el mas indicado para desempeñar dicho cargo. (Viene al caso recordar que, en su condición de consejero de Fomento, “Toti” salio indemne del caso Gürtel gracias a una prescripción observada por el Tribunal Superior de Justicia en relación con determinadas adjudicaciones de la Consejería por las que sin embargo posteriormente han sido condenados por la Audiencia Nacional CorreaBárcenasy Merino como receptores de las correspondientes “mordidas”).

,El desbloqueo en la renovación de los Consejos despejará asimismo la cobertura del escaño de designación autonómica vacante desde la renuncia presentada el pasado verano por Óscar López tras su nombramiento como presidente de Paradores. En represalia por el veto a Fernández Santiago, el PP había amenazado a su vez con bloquear la elección de dicho senador, trámite que requiere mayoría absoluta de la Cámara. Una amenaza que estaba surtiendo efecto, al punto de que el grupo socialista se ha abstenido hasta el momento de elevar al pleno la votación de su candidato, el secretario provincial del PSOE zamorano, Antidio Fagúndez, propuesto hace un mes por el Comité Federal del PSOE para ocupar la aludida vacante. La designación de Fagúndez y la renovación de los Consejos se producirá en la misma sesión plenaria de las Cortes.

Pero tras el “gatillazo” de su intento de elevarlo a la presidencia del Consultivo, el presidente del PP de Castilla y León y del grupo parlamentario popular, Alfonso Fernandez Mañueco, no ha dejado del todo tirado al incombustible Fernández Santiago. De forma que el decano de los procuradores en activo -ocupa escaño ininterrupidamente desde 1.991- “Toti” ha sido designado portavoz adjunto del grupo popular, convirtiéndose así en el décimo liberado del PP por cuenta de la Cámara. Y la soldada a percibir no es ninguna bagatela: un montante bruto de 88.792 euros anuales distribuidos entre los 71.512 de “salario base” y los 1.440 euros fijos mensuales en concepto de “indemnización” por supuestos gastos que no precisan justificación. Como premio de consolación, ciertamente no está nada mal.