Martes, 18 de diciembre de 2018
Bracamonte al día

El Ayuntamiento abonará ya 50.000 euros pendientes de pago a proveedores, incluyendo las facturas de noviembre

PEÑARANDA | El concejal de Economía y Hacienda, Isidro Rodríguez, anunciaba que será previsiblemente este mismo martes cuando se ejecute el pago, y afirmaba que a final del actual ejercicio la deuda en este área “no llegara ni con mucho” a 200.000 euros
Informes económicos sobre Morosidad y ejecución presupuestaría centraban el Pleno Ordinario celebrado este lunes
El último Pleno Ordinario de 2018 ha centrado este lunes su debate en cuestiones económicas, principalmente en el análisis de diferentes informes técnicos correspondientes a este último tramo del año.
 
En lo referente al período medio de pago a proveedores, la portavoz del Grupo Popular, Carmen Familiar, recordaba que comparando con los datos del anterior año “Durante el primer trimestre de 2017, el periodo medio de pago era de 43,39 días, mientras que el segundo trimestre era de 38,19, el tercero de 33,30 y el cuarto trimestre era de 30,93 días”. En cuanto a los pagos realizados fuera del periodo legal, se han contabilizado 502 por un importe de 541.650 euros” y acusa al Equipo de Gobierno de “falta de previsión” al no haber actuado antes de la marcha del anterior Interventor, lo que generaba, según afirma, que no se llevaran a cabo los anteriores informes trimestrales del ejercicio.
 
En su turno de réplica, el concejal de Economía y Hacienda, Isidro Rodríguez Plaza, argumentaba que “a día de hoy, incluido el pago de un trimestre a la Confederación Hidrográfica del Duero, el importe total de esos abonos asciende a 180.000 euros. Usted lee los datos de los informes que le parece…pero puedo asegurar que al finalizar el ejercicio 2018, las deudas a proveedores de este Ayuntamiento, no llegaran ni con mucho a 200.000 euros” y añade que el retraso a 43 días en el pago “quiere decir que estamos dentro del periodo legal. Ya le adelanto además que probablemente será mañana cuando se realice el pago de facturas pendientes, más de 50.000 euros, y que incluye ya todas las correspondientes al mes de noviembre”.
 
Rodríguez Plaza manifestaba la imposibilidad de realizar los informes faltantes ya que no se encontraba el técnico necesario para ello y, en lo referente a la ejecución presupuestaria, explicaba que los ingresos corrientes están superando la previsión inicial mientras que los gastos se están ajustando a lo previsto en el presupuesto, anunciando que hoy por hoy “Se está cumpliendo en Plan de Ajuste a rajatabla. Al final 2019 se habrá cumplido de sobremanera, va mucho más rápido de lo que parece no tenga duda”.
 
En lo referente a la marcha del actual Interventor, la portavoz popular destaca que “no han incrementado las condiciones económicas para hacer más atractiva la plaza y no se han anticipado a buscar soluciones, solo dan largas sobre el tema” algo esto último que reiteraban en lo referente a la creación de la plaza de Vicesecretario-Interventor, tema repetido por los populares desde principios de la legislatura. La alcaldesa de la ciudad Carmen Ávila respondía que “ya hemos iniciado los trámites legales oportunos para cubrir la plaza de Intervención a la mayor brevedad posible. En cuanto a la situación económica de la plaza le diré que hay Ayuntamientos como los de Ciudad Rodrigo, Bejar o Alba de Tormes que cuentan con menores cuantías, claro está en otros es mayor” y en cuanto a la nueva plaza planteada, la primera edil señalaba que “a la Secretaria la traslade nada más llegar a su puesto la urgencia de sacarla adelante, pero hay cuestiones del día a día  urgentes que también hay que poner en marcha para el desarrollo de Peñaranda. Tenemos más ganas que nadie de sacar dicha plaza pero también debemos contar con que la Junta de Castilla y León autorice su creación”.
 
El turno de ruegos y preguntas continuaba centrado principalmente en la necesidad de regularización de algunos contratos de servicios contratados por el Ayuntamiento, tarea que actualmente se encuentra en manos de los técnicos municipales, la revisión y confirmación de buen estado de las tuberías de la Plaza de la Constitución, algo que, según destacaba Ávila, se encuentra recogido en el proyecto de reforma del ágora, contemplándose además de las que ya se sustituirán, las conexiones para conectar la red a la nueva tubería por su fuera necesaria en un fututo, o la necesidad de finalizar el fallido informe del inventario de bienes inmuebles municipales.