Martes, 18 de diciembre de 2018

Wences

-¿Cuál es el futuro de Wences Moreno?-

-Esto se lo pregunté un 7 de septiembre de 1997 en charla distendida y amable al gran Wences Moreno (q.e.p.d) y me contestó a dos voces; una la suya propia, otra la de su “adjunto” y muñeco preferido Jhonyy (Juanito), que tantas satisfacciones “ventrílocuas” le dio.

-Hombre, me pone triste pensar en esto. Pero ahora me ha surgido una cosa muy buena en Hollywood y el día 25 de septiembre allí actuo, en el show de Doly Barton que tiene gran éxito. He pedido 3o.ooo dólares por un comercial y una actuación. Después ya veremos.

-Nace Wences Moreno Centeno en Peñaranda de Bracamonte, provincia de Salamanca en fecha que él… sólo sabe y que quiere ignorar, lo que “dificulta” su biografía. Así que comenzamos por aquella vez, ya con cierta fama de ventrílocuo hizo su primer viaja a Buenos Aires o comenzamos, antes de que nos narre aquella singladura fructífera y llena de contactos con personas inverisímiles y que le dejaron huella, por  hacerle otra pregunta: ¿Cuál fue el primer país extranjero que usted visitó?

-Muy serio me dijo-Béjar-… Luego “averigüé”, que en un principio actuó por los pueblos de aquella zona y como en aquella época había poco dinero en metálico, la gente pagaba la entrada con huevos, eso sí, ¡de gallinas de corral! Y que luego él los vendía a duro la unidad a un señor que estaba “apercibido del tema”. Inefable señor Wences; que una vez me escribió unas líneas cariñosas desde Nueva York agradeciéndome algo que sobre el yo había escrito. Dicha carta aún la conservo y es un modelo genuino del humor de mi amigo Wences… en algunas ocasiones no apto para menores

-Según avanzábamos en la entrevista él me contaba con orgullo que su padre era “todo un artista” (expresión de Wences), era pintor, decorador y tocaba muchos instrumentos musicales. El violín en el teatro-Liceo- en las zarzuelas y varietés. En las matinées, nos llevaba  a mi hermano y a mí, así que allí aprendimos pues podíamos ver a muchos ventrílocuos y malabaristas. Luego en casa nosotros practicábamos juegos malabares con las patatas… y no veas como poníamos aquello de tierra, ante la desesperación de nuestra madre.-aquí hago un “inciso”-. Pues recuerdo que en este momento de nuestra charla, el gran-Wences-sobresaltándome con voz extraña  “interior”… la de Johnny; acercó su mano a mí oreja derecha y ¡sacó de ella una moneda de plata de tiempos inmemoriales y me la dio! Dejándome sorprendido. Poco pude disfrutar de ella; pues a terminar la entrevista, tuve que devolvérsela.

Otro inciso: En aquella época yo simultaneaba las entrevistas en-El Adelanto- con un Programa de-Caza y Pesca- en –Televisión Salamanca- y una vez recibí un envio Postal enviado por Wences desde-Estados Unidos-. Al abrirlo mi sorpresa fue mayúscula; pues se trataba de una-corbata trucha-perfecta de plástico. Tengo que confesar que, aquella “trucha figurada” me sacó de algún apuro piscícola. Me explico: “Cuando junto al cámara Ángel íbamos al río para hacer un reportaje de pesca y los pescadores ¡como tantas veces! No habían pescado nada de nada… yo me acercaba hasta el coche, cogía la trucha de plástico de Wences y mía, y se la daba a uno de los pescadores. Luego… ¡hacíamos la foto y el video!-Y puedo aseguraros que nunca tuvimos ninguna queja; ni por escrito ni de palabra. ¡Genial Wences!

No puedo ni quiero contar todo lo que el gran Wences hizo por todo el Mundo, siempre con salmantinismo… Por ello recibió merecidamente un 21 de septiembre la Medalla de Oro de la Ciudad, con enorme emoción y orgullo, mucho orgullo.

-Él fue pintor de cruces de cementerio; pintó también la mayoría de los números de la Plaza de Toros de Salamanca. Quiso ser torero y trabajó en Beasaín en la fábrica de vagones de tren, torneando cientos de topes. Se “codeó” y no sé si los “sacó” una moneda de plata de la oreja a: Deny Kaye, José Ferrer, Bob Hope, Crosby, Mike Rouney y al presentador  que él recuerda todos los días, pues fue quien le ayudó en su periplo americano Ed Sullivan. Conoció personalmente a varios Presidentes americanos: Roosvelt, Eisenhower y Nixon; fue amigo de Juan Ramón Jiménez, Andrés Segovia, Walt Disney…

-Llegados a este punto importante de la entrevista y siguiendo mi costumbre; intentaría preguntarle a Wences: A usted, que murió a una edad muy avanzada, ¿seguro que le agradaría mucho? lo que ahora se cuenta respecto… “de que se podrá vivir hasta más de 150 años de edad”.

-Seguro que me daría un sí rotundo, dada su manera de ser y estar y además sabiendo que en nuestro “hoy” la experiencia de vida en España es de 85,8 para las mujeres y el 83,3 para los hombres. Una de las más altas de Europa, abundando, que este alto porcentaje del tiempo que queda por ser vivido serán años con buena salud”.

-Desde que el señor Wences murió un muñeco entrañable con mucha “mano izquierda y mala leche” y don de gentes; que fue su creación exclusiva y al que había “puesto” no sólo alma también cuerpo, reposa en un cajón viejo. Ya no hace los largos viajes de ida y vuelta a “las américas” recalando a la vuelta en Alba de Tormes y aprovechar para ir a la pesca de la trucha o los barbos. Nunca, nunca, se ha resignado a no ser protagonista en fiestas de élite y la batuta prodigiosa de Ed Sullivan. Haciendo reír a gentes importantes del mundo mundial; de las Ciencias, las Artes, las Letras y la Política… él era el muñeco preferido del gran Wences Moreno, un salmantino Universal y ahora está triste. Y su tristeza es comprensible; su gran amigo y mentor ya murió… ¡él también “a su manera” ha muerto!

NOTA. Personas singulares son aquellas que “pasaron por aquí” y dejaron su HUELLA (pisadas del pie del hombre y mujer en la TIERRA) Pues eso.

-