Sábado, 15 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Comisión Internacional de Energía Atómica elige el Laboratorio de Enusa como sede de un curso

En el curso se han reunido expertos procedentes de 13 países de Europa y Sudáfrica, seleccionados por la Comisión

Por segundo año consecutivo, el Laboratorio de Radiación Natural del Centro de ENUSA en Saelices el Chico ha sido seleccionado por la Comisión Internacional de Energía Atómica para acoger un curso de formación en radón titulado Radon for Building Professionals.

Según explican desde Enusa, la Comisión Internacional ha vuelto a escoger sus instalaciones por los “buenos resultados y excelentes valoraciones” de la cita del año pasado, y por las posibilidades que ofrecen las instalaciones del Laboratorio para estudiar la viabilidad y la efectividad de las acciones de remedio frente a la presencia de gas radón en los edificios existentes.

En este curso, gestionado por el Grupo LARUC de la Universidad de Cantabria, han participado expertos procedentes de 13 países de Europa y Sudáfrica, que fueron seleccionados de forma previa por la propia Comisión Internacional de Energía Atómica (que también subvencionó su asistencia al curso).

El curso fue inaugurado por el director de la instalación, Ignacio Vecillas, quién explicó cómo son las explotaciones y las actividades de recuperación del emplazamiento que se están llevando a cabo. En el curso se entremezclaron las clases teóricas con el desarrollo de medidas experimentales a través de prácticas relacionadas con el radón y su comportamiento en interiores.

Para impartir esta información se contó con expertos internacionales como el Dr. Matej Neznal, de la República Checa; el Dr. Bernard Collignan, de Francia; además de catedráticos y doctores de la Universidad de Cantabria y del Instituto Eduardo Torroja de Madrid.

El objetivo del curso ha sido que los asistentes adquiriesen el conocimiento y la experiencia práctica sobre que acciones pueden adoptar para minimizar la exposición del público al radón en interiores (a través del desarrollo de códigos de edificación para el diseño de nuevas viviendas que impidan la entrada del radón, o de la aplicación de acciones correctivas en viviendas ya existentes para reducir la presencia del gas).

Desde Enusa indican que con este curso el Laboratorio de Saelices se ha convertido en “referente internacional de formación e investigación en gas radón”, un gas radioactivo de origen natural presente en los suelos de la corteza terrestre y en las materiales de construcción, por lo que, como señalan desde Enusa es “muy importante evitar la presencia del radón o al menos mantener las concentraciones en el interior de las viviendas y los lugares de trabajo en concentraciones inferiores a los límites marcados por la normativa”.