Lunes, 20 de mayo de 2019

Las agresiones de alumnos a docentes aumentan ligeramente en el último curso

El último informe del Defensor del Profesor de ANPE revela una reducción significativa de las situaciones de ciberacoso  
El Defensor del Profesor de ANPE atiende a casi 2.200 docentes

El Defensor del Profesor de ANPE muestra “una preocupante estabilización en el número de casos de acoso y violencia hacia los docentes” con más de 34.700 atendidos por ANPE desde la creación de este servicio. De ellos, 2.179 corresponden al curso 2017-2018, lo que supone una leve reducción del 3% en relación al número de casos del curso anterior. Tan solo 70 profesores menos que el curso pasado pidieron ayuda al servicio del Defensor del Profesor, “lo que nos indica que las situaciones de conflictividad están lejos de erradicarse en los centros escolares”.

De los 2.179 casos atendidos por el Defensor del Profesor en el curso 2017/2018, el 44% corresponde a profesorado de Primaria, el 39% a Educación Secundaria, el 7% a Infantil y el resto se reparte en otras enseñanzas. Por la tipología de los casos, se distinguen los correspondientes a los alumnos, los que provienen de la interacción con los compañeros de profesión y los relacionados con los padres. En cuanto a los alumnos hay que destacar un leve incremento de las agresiones a profesores, que aumenta del 12% al 13%, y problemas para dar clase, del 20% al 21 %, mientras que se reducen significativamente las situaciones de ciberacoso.

Por lo que se refiere a los padres, se mantienen estables la mayoría de variables recogidas. Sí se observa un ligero aumento de faltas de respeto, que pasan del 25% al 26%. En lo relativo a los problemas relacionados con los compañeros, se produce un aumento en los problemas con la aplicación del reglamento de los centros y con los equipos directivos, que están relacionados, en la mayoría de los casos con los conflictos anteriores. Los demás problemas permanecen estables.

En cuanto a los datos por comunidades, el Defensor del Profesor de Madrid es el servicio que más demandas recibe, con más del 50% de los casos de toda España, con 1.169 docentes. Le siguen Canarias con 147 y Murcia con 126. País Vasco y Cantabria fueron las comunidades con menos casos.

Este servicio de ANPE, se puso en marcha en el año 2005 como primera medida de apoyo ante la indefensión del profesorado y como llamada de atención sobre la problemática de la violencia escolar. Abierto a todos los docentes, está operativo en todas las comunidades, así como en Ceuta y Melilla, con el objetivo de favorecer la atención personalizada ante la solicitud de ayuda y ha atendido a más de 34.700 docentes.