Sábado, 21 de septiembre de 2019

Carmen

Doña Carmen Pereña Lozano, imagen timada en 1995 en la residencia San Rafael

Aún recuerdo nítidamente aquel momento de la charla con Carmen Pereña Lorenzo; en que ella “autoritaria”, solicita a nuestro fotógrafo: “Qué la foto se haga en su rincón favorito”… pues es un lugar que la ilusiona. Y así se hace.  ¡Faltaría más!

-Una mujer luchadora Carmen (ya “retirada” cuando hago esta entrevista) en el año 1995 en una estupenda habitación (ella me pide que  lo resalte) de la-Residencia San Rafael-salmantina. En ella junto a su marido, Basilio Pérez pasa muchas horas siempre trabajando en algo. Hoy concretamente cosía unas fantasías en un traje de teatro. Están en la –Residencia-(esto también me pide que lo diga): “No porque sus hijos no quieran estar con ellos, sino porque los dos son personas enormemente activas y necesitan “espacio” para poder llevar a cabo sus muchos quehaceres”.

-Nace Carmen Pereña en el pueblo salmantino de Aldeadavila, y desde muy temprana edad se traslado a Salamanca para estudiar en las-Salesianas-asegura que la estancia en este colegio “la marcó de  por vida”. Siempre fue, ferviente admiradora de la-Conferencias de San Vicente de Paul- aseverando  que ella era “sanjuanista a rabiar” con referencia obligada y de sacrificio por las personas que lo necesitaban.

-Ya vamos descubriendo que Carmen era una mujer vital que está acostumbrada, (dicho sea con todo el respeto) a llevar “la voz cantante”, postura muy comprensible al conocer los cientos de problemas que siempre tuvo que sortear, muchos de ellos no exentos de zancadillas esperadas e inesperadas. Yo añadiría a todo esto: “Que Carmen fue siempre una pionera (cuando aún no “se llevaba”) de las mujeres luchadoras.

-Ya llegaremos también a su gran logro de –La Casa Municipal, Tercera Edad- de Garrido. Pero tengo que continuar escribiendo ahora “un poco más” de su vida particular: “Que fue una bella etapa en la que simultaneaba sus estudios con otras actividades que a la larga, la sirvieron de mucho. Teatro, Danza, Canto… luego se casó y rápidamente se integró en-Familias Numerosas-cuando era Alcalde Marcelo Fernández Nieto. Y de cuando ella fue durante muchos años Presidenta de-Caritas Parroquial-donde hacían caridad, visitas a enfermos y ayudaban lo que podían, tanto económica como socialmente.

-Y a “bote pronto” la hice la pregunta que ella estaba esperando: ¿Cómo se logró-La Casa Municipal Tercera Edad-“San Juan Bosco de Garrido Norte?

- Con muchas vicisitudes y zancadillas: “Yo había visto por el –Barrio Garrido- a muchos ancianos deambulando por no tener un local donde poder recogerse y me vino la idea de fundar una casa para mayores. Al principio se le hizo la propuesta al Alcalde de entonces- Jesús Málaga- como una Guardería, te hablo del año 1979 una vez llegada la Democracia a España”.

 Pero pronto se vio que había capacidad y posibilidades para hacer algo más  y surgió todo aquello. (En aquel momento de la charla, una Carmen ilusionada me dijo ¡el próximo mes de abril se cumplen 14 años de su fundación!)… y como anécdota te diré que se inauguró sin cocina por las prisas…

-Desde entonces por allí han pasado muchas personalidades y acontecimientos; pero durante un año la oficina estuvo en mi casa y allí se realizó el borrador de los Estatutos. Y Carmen  “se embala” y me habla de… bailes charros, teatro, reuniones, misas y fiestas, de Salvador Sánchez Terán, Herrero de Miñón, Manuel Fraga, El Alcalde de Barcelona, de los 800 socios  con que comenzaron y de la última Nochevieja donde el baile llegó hasta las seis de la madrugada, del taller de trabajos manuales y de cuando aquella vez cuando lo pasaron francamente mal, al ser apercibidos por-La Caja- pues estaban en números rojos.

Llegados a este punto; me gustaría preguntarle otra vez a Carmen, ahora que estamos en el 2018 ¿Consideras que todo ha cambiado a peor?

Pero no lo voy a hacer entre otras motivaciones; porque soy consciente de que las circunstancias de cuando hicimos la entrevista en el año 1995 no son las mismas que las actuales a lo que se añade que ella ya no está; por lo que no puede ser, también es imposible. Solamente la diré: “Que una vez hablaba con un amigo del alma sobre este particular y me decía convencido que “andaba” un tanto melancólico últimamente, no sé si por la edad que me va pudiendo y me hace ver otras realidades, pero hubo una etapa en mi vida en que venía a Salamanca y pasaba fugazmente por ella, tal vez, porque lo que más me dolía era el llegar y ya no conocer a nadie de mí época… era igual que si hubiera vivido en una casa donde hubiera trascurrido años felices de mi vida, años trascendentes y me encontrase ahora que estaba habitada por desconocidos”.

-Pero en aquel lejano momento de nuestra charla, era el año de 1995, si le pregunté a Carmen ¿Cómo ves el actual Barrio de Garrido?

-Tardó un poco en contestarme: “Pues sinceramente triste, no sé si estamos pagando lo que ha ocurrido a nivel Nacional. Pero este no es “nuestro barrio” Anselmo, pues tú también lo has conocido y vivido (aún vivo en él). Era alegre, divertido, colaborador, encantador. Con aquellos vecinos, entre cientos, tan singulares, Damián Mateos, Nicolás Cifuentes, Benito, Pruden, el señor Eugenio, Millán Sagrado, Pedraza y tanta buena gente, que luchó mucho y tanto, por este lugar entrañable…  ¡Barrio de Garrido!-

-Recuerdo, como si fuera hoy, que cuando me despedía de Carmen finalizada la entrevista; me dijo con “solemnidad manifiesta”. El futuro no será fácil”. Me hubiera gustado vivir varias vidas, pues nadie tiene una sola faceta que mostrar. Pero aún así estoy sorprendida y agradecida de lo que ha sido mi singladura…  ¡ha sido mucho más que lo que esperaba!

-Lo ha dicho Carmen Pereña Lorenzo; una mujer luchadora y está bien dicho. Amén.

NOTA. Personas singulares, son aquellas que pasaron “por aquí” y dejaron su HUELLA (PISADA DEL PIE DEL HOMBRE O MUJER EN LA TIERRA) Pues eso.

  • Damián Mateos, Benito, el señor Eugenio y otros vecinos singulares del Barrio Garrido en 1975