Domingo, 25 de agosto de 2019

Crece la brecha salarial

260

- Ahí están los datos -le cuento Emilio, el camarero, que duda que sea así-. La retribución bruta media de las mujeres es más del 23% inferior a la de los hombres.
Pero esto, con ser preocupante (y mucho) no es lo peor. Lo malo, es que los hombres copan los puestos mejor pagados (Emilio no me lo niega) y tiene un porcentaje mayor que las mujeres en puestos de trabajo fijos. Vamos, que los contratos basura golpean con mayor fuerza a las mujeres.”

Emilio, que sigue sin creerse eso de la brecha salarial, pone cara de duda. Le explico que los datos no son míos, que no me los invento, Eurostat, la Agencia Estadística de la Unión Europea.

- “No sé, no sé -insiste Emilio- Eso no es legal. En España se paga lo mismo por trabajos iguales”. Le doy la razón. Le cuento, sin embargo, que existe una trampa. Decir que los trabajos son diferentes, aunque en la práctica sea lo mismo.

Emilio duda. No sé la razón, pero siempre duda cuando se trata de cambiar las injusticias del sistema.