Domingo, 20 de enero de 2019

Desmantelada la banda que robó jamones en Cabeza de Béjar y Martinamor

Tras una investigación de un año se han detenido a ocho personas de nacionalidad rumana, búlgara y española en las provincias de Segovia, Madrid y Guadalajara

Algunos de los efectos intervenidos en esta operación

La Guardia Civil de Salamanca ha culminado una investigación larga y compleja bajo la denominación de Operación “LOPO” con la detención, en esta semana, de ocho personas de nacionalidad rumana, búlgara y española en las provincias de Segovia, Madrid y Guadalajara (entre los que se encontrarían los máximos responsables del Grupo Criminal).

También se han llevado a cabo seis registros domiciliarios en las localidades de Villalbilla, Alcalá de Henares y Móstoles (Madrid) y Loranca de Tajuña (Guadalajara), alguno de los cuales eran utilizados como almacenes y puntos de distribución de las mercancías que sustraían, tras robos en polígonos industriales de cualquier localidad de la geografía nacional.

“El Grupo Criminal estaba compuesto en su mayoría por ciudadanos rumanos, altamente especializados en el ámbito delincuencial, empleando el cabecilla hasta once identidades diferentes, adoptando todos ellos unas medidas extremas de vigilancia en todos sus desplazamientos y acciones delictivas para evitar la acción de los investigadores de la Guardia Civil, observando los citados miembros del Cuerpo como el grupo delictivo había obtenido un alto grado de especialización delictiva”, explican desde la Guardia Civil.

La investigación se inició en el mes de octubre de 2017 con motivo de un robo con fuerza en una industria de fabricación de embutidos y jamones de la localidad de la Cabeza de Béjar (Salamanca), incrementándose la intensidad de la acción delictiva de los detenidos en el mes de junio pasado cuando el Grupo Criminal volvió a actuar en otra empresa del mismo ramo ubicada en el  término municipal de Martinamor, donde sustrajeron jamones ibéricos valorados en 250.000 euros.

Recientemente, el grupo criminal se dividió en dos secciones para incrementar su actividad delincuencial, lo que hizo que fuese más complejo su seguimiento y control .

No obstante, hace unos días se detectó que con motivo del inicio de la campaña navideña incrementaban su actividad delictiva. Los agentes detectaron como preparaban un golpe en la localidad de Palencia, el cual ejecutaron en la madrugada del día 07 de noviembre de 2018, sustrayendo en la nave de una empresa dedicada a la distribución de bebidas y productos de hostelería gran cantidad de diferentes bebidas alcohólicas y un número considerable de cestas y lotes navideños. Sin embargo, los investigadores interceptaron en la provincia de Segovia los dos vehículos ocupados por los autores de los hechos.

Dicha actuación precipitó la explotación de la Operación en las provincias de Madrid y Guadalajara ante la posibilidad de que pudieran huir del país el resto de miembros de la organización. A lo largo del citado día 7 de noviembre, Guardias Civiles de la Comandancia de Salamanca, detuvieron al resto de miembros del Grupo Criminal y realizaron los diferentes registros autorizados en los que se incautaron (además de todo lo sustraído la noche anterior en la localidad de Palencia), gran cantidad de bebidas alcohólicas, productos de alimentación, herramientas y aparatos de televisión e informática, algunos de ellos ya reconocidos como procedentes de robos cometidos en diferentes empresas ubicadas en polígonos industriales de las provincias de Orense y Navarra.

Los detenidos son considerados supuestos autores en diversos grados de participación de quince delitos de robo con fuerza en las cosas, además de falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. Este grupo delictivo está relacionado con la comisión a lo largo del último año de unos quince robos con fuerza en naves industriales y establecimientos comerciales dedicados a la distribución de alimentación y bebidas (en temporadas especiales de ventas), y en empresas dedicadas distribución de diversos efectos (especialmente herramientas) el resto del año, siendo cometidos los hechos en las provincias de Salamanca, Valladolid, Burgos, Cantabria, Asturias, La Rioja, Navarra, Orense, Cantabria, Huelva, Córdoba y Palencia.