Jueves, 13 de diciembre de 2018

Un sacerdote expulsado de Miami abusó de menores en varios pueblos de Salamanca

Entre 1981 y 2004 estuvo destinado en localidades como Sequeros, Calzada de Valdunciel, Castellanos de Villiquera, Palacios Rubios, Poveda de las Cintas y Villaflores, entre otros

Santuario de Valdejimena, en el municipio de Horcajo Medianero, en la comarca de la Tierra de Alba, donde reside desde 2011 el religioso benedictino Francisco Carreras, según El País

Según publica este viernes El País, “el obispado de Salamanca ignoró un aviso de la archidiócesis de Miami, que expulsó en 1981 de su jurisdicción a Francisco Carreras tras un caso de abusos a un menor, y mantuvo a este sacerdote durante más de dos décadas, entre 1981 y 2004, al frente de una decena de parroquias rurales de la provincia”. 

El citado diario, que ha llevado a cabo una completa investigación, ha logrado localizar a tres víctimas que sufrieron abusos por parte de este religioso en Sequeros y en Calzada de Valdunciel. Además, estuvo destinado en Castellanos de Villiquera, Palacios Rubios, Poveda de las Cintas, Villaflores, Valdunciel, Carbajosa de la Armuña, Naharros de Valdunciel, San Cristóbal de la Cuesta y Mata de la Armuña. Anteriormente a los hechos denunciados también estuvo al frente de las parroquias de Ahigal de Villarino, Sanchón de la Ribera y Robledo Hermoso.

Más información en: Un “depredador sexual” expulsado de Miami abusó de menores durante años en Salamanca