Martes, 20 de noviembre de 2018

El impuesto al diésel no afectará al gasóleo agrícola 

Planas garantiza que se mantendrá la bonificación del Impuesto de Hidrocarburos (IEH) y la devolución para agricultores y ganaderos
El precio del carburante ha subido un 31%, pasando de 0,61€/l en junio de 2017 a 0,88€/l. Foto: Alberto Martín

El ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha comprometido con COAG a que la subida impositiva al diésel no afecte al gasóleo profesional agrícola. Además, ha garantizado que se mantendrá la bonificación del Impuesto de Hidrocarburos (IEH), especialmente reducido para gasóleo agrícola, y la actual devolución del IEH para agricultores y ganaderos: 63,71 euros por cada 1.000 litros de gasóleo consumidos.

Así lo manifestó durante la reunión bilateral con la Comisión Ejecutiva de COAG. Durante la misma, los representantes de esta organización trasladaron al ministro su preocupación por la espiral alcista de los insumos agrarios, en especial la subida al gasóleo. En año y medio, el precio del carburante ha subido un 31%, pasando de 0,61€/l en junio de 2017 a 0,88€/l a en la última semana de octubre de 2018, informa http://www.agroinformacion.com

Desde esta organización se planteó un paquete de medidas adicionales para paliar el incremento de los precios de los insumos agrarios en las explotaciones agrarias. Entre otras, los representantes de COAG reclamaron medidas excepcionales en el IRPF, tales como la reducción del rendimiento neto previo en el 35% del precio de adquisición del gasóleo agrícola y del 15%  del precio de compra de los fertilizantes o plásticos necesarios para el desarrollo de la actividad agraria. Asimismo, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, solicitó la aprobación de una tarifa eléctrica de doble potencia para los regadíos, antes de que empiece la  próxima campaña de riego, y la potenciación de las energías renovables en las explotaciones agrícolas y granjas.

Planas también avanzó que antes de final de año se modificará la Ley de mejora de la Cadena Alimentaria para introducir la prohibición de la venta a pérdidas. En lo referente a este tema, los responsables de COAG pidieron la dinamización del Observatorio de la Cadena, la constitución de grupos de trabajo sectoriales y la recuperación de los estudios de precios y costes para dar mayor transparencia a la cadena alimentaria.