Sábado, 17 de noviembre de 2018

Multa de 2.500 euros para un camionero que lleva más de 15 horas al volante

Fue interceptado por la Guardia Civil en Salamanca cuando transportaba paquetería, con origen en La Coruña y destino a Marruecos

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realiza controles para garantizar la seguridad vial

En un control de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se ha detectado un importante exceso en los tiempos de conducción diarios. El suceso tenía lugar en la mañana del miércoles, cuando los agentes paraban e inspeccionaban un camión articulado que transportaba paquetería, con origen en La Coruña y destino a Marruecos, en la carretera nacional N-630 (Gijón- Sevilla), a la altura del kilómetro 337,800, sentido Sevilla, en el término municipal de Salamanca.

Durante la inspección, al controlar los datos del tacógrafo se observó una irregularidad muy grave en los tiempos de conducción diaria. El conductor, de nacionalidad española, 59 años de edad y con residencia en Pontevedra, llevaba al volante quince horas y treinta minutos en una jornada laboral.

Por todo ello se ha confeccionado un boletín de denuncia al Servicio Territorial de Fomento de la Junta de Castilla y León, por infracción muy grave al Reglamento de Transportes, con una cuantía de 2.000 euros por exceso de conducción durante una jornada laboral y a su vez se ha confeccionado un segundo boletín de denuncia a la Jefatura Provincial de Tráfico por infracción muy grave al Reglamento General de Circulación por sobrepasar en más de un 50% las horas de conducción diarias establecidas en la legislación de transportes con una cuantía de 500 euros y seis puntos de detracción del permiso de conducción.

La Benemérita recuerda que estas acciones al volante afectan directamente a la seguridad vial, poniendo con ello en peligro la propia vida y la del resto de usuarios de la vía por grave riesgo de sufrir un accidente de circulación al disminuir los reflejos por cansancio, distracción y/o somnolencia.

Además atentan de forma directa contra la filosofía de la implantación del aparato de control (tacógrafo) en cuanto a la Seguridad Vial, mejora de las condiciones de trabajo de los conductores y las reglas de una libre competencia en el transporte.