Martes, 13 de noviembre de 2018

Las Jornadas de Teología celebran su 50 aniversario convertidas en el encuentro de debate de mayor veteranía de la Iglesia 

Inauguradas por el presidente de la Conferencia Episcopal y Gran Canciller de la UPSA, el cardenal Ricardo Blázquez
El cardenal Ricardo Blázquez ha inaugurado las 50 Jornadas de Teología en la Pontificia

El presidente de la Conferencia Episcopal y Gran Canciller de la UPSA, el cardenal Ricardo Blázquez, ha inaugurado las 50 Jornadas de Teología celebradas con el título ‘Teología, pensamiento de la fe en el marco de los desafíos actuales’ que aportan “una reflexión sobre el quehacer de la teología y cómo abordar los retos que reclaman atención”.

El cardenal se ha referido a la Constitución Veritatis Gaudium sobre las Facultades de Teología, recordando el papel de los jóvenes, la fe, y el discernimiento vocacional. Para el Gran Canciller, la Teología cristiana es una actividad de la Iglesia, en la Iglesia y al servicio de la Iglesia y de la humanidad “es una actividad necesaria y preciosa en la sinodalidad misionera”. El cardenal se ha referido al contexto social, eclesial, creyente y colectivo actual “con dificultad hallamos hoy una actividad que no esté marcada por la crisis”.

Y en este sentido ha puntualizado que la crisis “es una llamada al discernimiento”. También se ha preguntado por “cómo hacer teología ante estos cambios tan numerosos”, donde también Veritatis Gaudium es consciente de esta situación, ya que la teología “debe hacerse cargo de los conflictos, no solo dentro de la Iglesia, sino también de los que afectan a todo el mundo”. En este sentido, ha afirmado que la teología no debe perder contacto con la historia y sus exigencias, por lo que los teólogos “deben tener una dosis insustituible de orante y de testigo. Y deben ser sensibles a la opinión que los cristianos emiten sobre nuestras palabras”. Ricardo Blázquez ha expresado la necesidad de unir la razón (abierta al misterio) y la fe (con deseos de comprender): “son como dos alas con las que el hombre levanta el vuelo en la búsqueda de la verdad”.

Para concluir, el presidente de la CEE recordó el documento final del Sínodo sobre los Jóvenes y ha propuesto como reflexión las cuestiones que se plantean en la actualidad, “consciente de que por las razones más diversas los jóvenes no piden nada a la Iglesia, ya que no la consideran significativa para su existencia”. Ante este distanciamiento, el cardenal ha reconocido que hoy “nos podemos encontrar con personas que no buscan a Dios”. Y se pregunta “¿cómo hacer relevante la pregunta por Dios?, ¿para qué sirve la fe?”. Por ello, según el cardenal, “necesitamos una apologética singular, la del sentido de Dios. Por lo que hoy se pide a las facultades de teología una apologética original que ayude a la Iglesia a crear las disposiciones para que el evangelio sea escuchado”.

Junto al cardenal Ricardo Blázquez Pérez, han participado en la inauguración  la rectora, Mirian Cortés Diéguez; el decano de la Facultad, Francisco García, y el coordinador de las jornadas, Gonzalo Tejerina. La rectora expresó la trascendencia de este encuentro y destacó también la misión del teólogo "de poner luz en el camino de la vida de los hombres, con un constante esfuerzo de profundización en la palabra revelada y en el misterio de Cristo y su Iglesia". 

El decano de la Facultad de Teología hizo un repaso por la evolución de las Jornadas, “espacio de reflexión común entre todas las facultades de España”  y llamó “a salir del enclaustramiento de los centros de estudio y configurar un pensamiento teológico en relación con la praxis pastoral de la Iglesia”.