Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Versos del mexicano Omar Villasana

 

                                                             El poeta y narrador Omar Villasana

 

Invito a Omar Villasana, residente en el Estado de la Florida, a que me envíe algunos poemas recientes, para que así formen parte de esta Travesía de Extramares que vengo coordinando. Villasana (La Paz Baja California Sur, México, 1972) es ingeniero biomédico de profesión. Director de Publicaciones Digitales de la revista Nagari y Editor General de la misma en sus versiones impresa y digital desde 2013. Director General y fundador del sello katakana editores (2017) que tiene como propósito divulgar la literatura hispana a los lectores anglosajones empleando la traducción como medio para este propósito. Poemas, ensayos y cuentos suyos han sido publicados en diversos medios impresos y digitales tanto en Estados Unidos como México. Ha participado en la Miami Book Fair (2013, 2014 y 2015) y en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería de la Ciudad de México (2016, 2017 y 2018) Árbol de tu olvido” publicado por ediciones Baquiana (2017) es su primer poemario.

Los tres textos que ahora presento forman parte del poemario inédito “Poemas del armisticio y otros versos no combativos”

 

Fotografías de José Amador Martín

 

 

 

LÁGRIMAS DE PLOMO

 

Ya no nos quedan más que lágrimas de plomo.

La cera se consume inútilmente,

se ensucia sobre el asfalto

junto con la pólvora

que nos ofrecen para limpiarnos

las heridas.

 

¿De qué fantasmas buscan

defenderse a razón de dos tiros

por segundo?

¿Se esconde acaso el enemigo

en un concierto, la sala de un cine,

el patio de un colegio?

 

Las plegarias suenan huecas,

Como el martilleo de un rifle de asalto,

como el monótono ruido de la muerte.

 

Mañana un hombre muy cuerdo

se pertrechará envuelto

en la Segunda Enmienda.

Y yo dejaré ir a mis hijos con una esperanza

que pesa como lágrimas de plomo.

 

 

 

LO QUE PESA UNA PLUMA

 

Soy el rostro del tirano,

las manos que lo elevan 

y las voces que lo denuestan.

 

La frase hueca, el muro que levanto

y en vano trato de derribar con palabras.

 

Soy el miedo que me infunden 

las pisadas de los otros.

El peso de las ideologías

que decido abrazar o rechazar,

de las acciones que de forma consciente

he tomado y de la órbita

con que gravito alrededor de ellas.

 

Soy la suma de mis prejuicios y aciertos.

La incapacidad de saber si mi corazón

pesa más que una pluma.

 

 

 

 

DE IMPERIOS Y TURISTAS

 

Otra mañana más en la ruta,

los viajeros desenfundan sus cámaras.

Captan la eternidad en una toma del Coliseo.

En idioma bárbaro reflexionan

sobre el auge y caída de imperios.

 

Orgullosos de compartir similar destino,

con diligencia administran

los yuanes que con cierto esfuerzo

acumularon para darse este placer.

Cae la tarde, el conductor

deja los turistas en el Best Western.

 

Desde hace siglos todos son

iguales, 

chinos, japoneses,

americanos, alemanes,

franceses, ingleses,

ciudadanos comunes compartiendo

la ilusión de ser dueños del mundo.