Miércoles, 21 de noviembre de 2018
Ledesma al día

Ledesma y Soullans, dos décadas de hermanamiento cultural

Visita del Comité jumelage Soullans-Ledesma para seguir estrechando un vínculo que nos lleva hasta Charles Milcendeau, el pintor de Ledesma
Representantes del Comité jumelage Soullans-Ledesma en su visita a la Biblioteca de Ledesma

Con el objetivo de seguir estrechando los lazos culturales iniciados hace 20 años, la villa ledesmina ha recibido durante las últimas semanas de octubre la visita de representantes del Comité jumelage Soullans-Ledesma, que han aprovechado además el viaje para traer libros, folletos, revistas... sobre su país y región, y que han sido entregados a la Biblioteca de Ledesma. Fondos para descubrir los recursos culturales, naturales y patriomoniales, y la historia de Soullans, en la región francesa del Loira.

Ledesma y Soullans, separados en el mapa por 1.059 kilómetros de distancia, pero unidos desde hace dos décadas como municipios hermanados. Un hermanamiento con una curiosa historia detrás y un personaje protagonista, el pintor y viajero Charles Milcendeau, conocido como el pintor de Ledesma, el artífice del vínculo entre la villa ledesmina y Soullans.

En su primera visita, allá por el año 1901, quedó absolutamente prendado de la villa, de sus paisajes, de sus gentes... de los retratos y escenas que aparecieron ante los ojos de este pintor costumbrista. Ledesma quedó reflejada en sus dibujos, como el que hiciera a lápiz negro y marrón sobre cartón de dos mujeres ledesminas. Lo hizo en 1907 y se lo regaló al ex rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, con el que entabló amistad. Precisamente este dibujo es una de las pertenencias que se conserva en el Museo Casa de Unamuno de la Usal.

Plazas hermanadas

De aquella relación entrañable habría de surgir un buen argumento para hermanar y aunar vínculos entre dos municipios tan distantes en el mapa. Un  hermanamiento que se hizo oficial en un acto que tuvo lugar en junio de 1999, con la presencia de una delegación de Soullans en la villa. Desde entonces, en Ledesma podemos pasear por la plaza de Soullans; y a más de mil kilómetros podemos hacerlo por la plaza de Ledesma.

A lo largo de los últimos años se han producido numerosos encuentros entre ambos municipios, coincidiendo por ejemplo con fechas como la celebración de la Feria Agroalimentaria y de Artesanía en la villa. Con esta última visita del Comité jumelage Soullans-Ledesma se ha querido dar un nuevo impulso a la relación coincidiendo con las dos décadas de hermanamiento.