Miércoles, 19 de diciembre de 2018

España coloreada  

(Con drama)

 

De manchones racheada;

con bella diversidad...,

su forma de piel de toro,

en tonalidad primordial.

 

Manchones de tierra roja,

tiene mi España valiente

y de tierra blanquecina;

y de ese pardo tan fértil.

 

España de tierra firme,

firme... y fuerte, tan fuerte

dime, dime, ¡tú  misma!...,

¿cómo quererte? ¿cómo quererte?

 

Si a ojos humanos...,

eres bonita y eres deleite;

¡dime, dime tu misma!

¿cómo quererte, quererte?

 

La agreste hermosura,

de tu... tierra elevada

bella en color y moldeada:

y que parecen altas murallas.

 

Bellos colores tiene la tierra

y naturales en los sembrados;

los cereales han de ser verdes,

y con el tiempo serán dorados.

 

Rebordean bien, tus carreteras,

coloreando bellos paisajes...

graciosos pinos llenan la orilla;

fantaseando, por las colinas.

 

Las peñas blancas se ven clavadas,

en esas selvas tan agraciadas;

y hasta el espejo de verde y agua

que hace salvaje belleza tanta.

 

El fino gris y el fuerte verde,

de tus montañas tan elevadas:

que hacen contraste, con las nevadas

y aun en verano la nieve guardan.

 

La variedad que veo en ellas,

y que es enorme la diferencia...,

formas distintas y en zonas verdes;

esa hermosura toda campestre.

 

Y me entusiasma enormemente,

ver su estructura, tan encumbrada

cuando las veo, recobro calma

y que parecen esculturadas.

 

Cuan gigantescas, cuan elevadas,

de piedra firme tan encrestadas:

hasta parecen de fino mármol...

y siguen siempre perpetuadas.

 

Los horizontes que tienes verdes,

con los colores de fronda alegres:

Y las alturas descomunales...,

el cielo escalan, con sus glaciares.

 

Mas el horizonte, con el crepúsculo.

cuan luminoso nos brinda ver;

y si alguien pasa en esa hora,

en fantasía iluminado parece ser.

 

Coloreada de cielo y agua,

el cielo azul y agua ondulada

que juguetea, que sueña y canta

y en su corriente va descansada.

 

El agua estrepitosamente,

que cae, desde la alta pendiente;

formando espectáculo al caer fuerte,

como cascada estruendosamente,

 

no se detiene, ni fronteras tiene;

su fluido constante y permanente,

de noche y día ella se extiende;

y riega a la vez de su corriente.

 

Aguas lirnpias y acuosas...,

brillantes cual esmeraldas;

ellas nos brindan favor

aguas que fluyen y marchan.

 

Bellos paisajes forman los ríos,

por la humedad de su caudal...

plantas y aves..., van a la par:

y nutridos árboles, juntos están.

 

La energia fluvial y abundante,

cuando es caudalosa... y corriente

es, de los preciados bienes,

que el planeta... tiene.

 

El agua es beneficiosa,

a veces las nubes la transportan

e igual existe en la profundidad,

subterránea y acuosa...

 

"El agua es espectácu1o"...,

"según por donde pasa".

 

A veces, aguda y repentina,

va formando cascadas:

mas, ella no pasa sola...,

los peces la acompañan:

osos y aves rapaces,

por su corriente pasan;

y hacen presa de truchas

que van por esas aguas

 

"El agua es espectáculo",

"según por donde pasa".

 

Llega la nieve, a veces temprana,

aun cuando existe, policromía otoñal

y toda belleza amanece, con frialdad

mas aun relumbra la luz solar.

 

El agua es consumo,

es, limpieza e higiene;

sin este elemento...,

¡la vida! no sería existente.

 

Con su dulce sonido,

por sus cauces rumorea...

y continua discurriendo;

¡así hace su tarea!

 

El agua se condensa,

se hiela y cristaliza:

en la pendiente desde la altura

y, que parece bella escultura.

Del libro ‘La llave del silencio’ 

Teresa Marcos Domínguez

http://teresamarcosdominguez.com/