Viernes, 16 de noviembre de 2018
Bracamonte al día

El CD Peñaranda y el Unionistas aclaran los incidentes del partido de infantiles en un comunicado conjunto

El enfrentamiento verbal entre aficionados y el delegado local de campo generaban tensión y obligaba a hacer acto de presencia a los cuerpos de seguridad tras ser avisado por el presidente del Peñaranda
El CD Peñaranda ha hecho público este martes un comunicado junto al Unionistas de Salamanca en el que ambos conjuntos han querido aclarar la situación que generaban los incidentes vividos el pasado domingo en el Luis García, en el trascurso del partido que enfrentaba a los Primera infantiles de ambos equipos.
 
Tal y como recoge el acta realizado por el árbitro del encuentro, fueron varios los espectadores de la grada del equipo visitante quienes se dirigían al delegado local German Sánchez con insultos hacía su persona y jugadores del equipo local. Una tensa situación que provocaba la paralización del partido durante 2 minutos formándose un tumulto entre aficiones. Era el presidente del Peñaranda, Carlos Leonardo, quien efectuaba una llamada a la Policía Local para poder apaciguar los ánimos. El encuentro finalmente podía reanudarse aunque el enfrentamiento entre aficionados continuaba incluso después del pitido final.
 
Tras lo sucedido y la polémica surgida por los acontecimientos, ambos clubes se han unido para hacer publica una nota aclaratoria, que a continuación reproducimos, en la que además de exponer su visión anuncian que se reservan la posibilidad de aplicar las sanciones que crean oportunas desde el seno de los dos equipos.
 
COMUNICADO OFICIAL 
 
“Ante los lamentables acontecimientos acontecidos durante el partido de infantiles disputado el pasado domingo entre el C.D. Peñaranda y Unionistas de Salamanca C.F., ambos clubes, de forma conjunta, queremos comunicar lo siguiente: 
 
1. Denunciamos cualquier comportamiento individual, sea de quien sea y defienda los colores que defienda, que no vaya alineado con una práctica deportiva sana y comprometida con una formación y una educación basadas en valores como la solidaridad, la generosidad o el compañerismo; tanto con los rivales, como con los árbitros, los familiares de los deportistas o cualquier otro sujeto parte de la actividad. 
 
2. Siendo una situación lamentable ante la que ambos clubes tenemos claro que debemos tomar cartas en el asunto sin ponernos de perfil, tenemos muy claro que la exageración  no ayuda a reconducir la situación. 
 
3. En este sentido, queremos denunciar los dos comportamientos que se produjeron esa mañana y que, en opinión de ambos clubes, son absolutamente reprobables: a. La mala actuación del jugador del C.D. Peñaranda realizando gestos a todas luces inapropiados hacia la grada. b. La muy mala actuación del padre de un jugador de Unionistas de Salamanca C.F., que escupió a dicho jugador. 
 
4. Asimismo, solicitamos la recapacitación de los padres, familiares y amigos de los jugadores, que en todo momento deben comprometerse a mantener una actitud activa encaminada a crear un entorno deportivo limpio. El objetivo es que la práctica deportiva conlleve valores positivos, tanto individuales como sociales, y se aleje por completo del conflicto y la crispación.
 
 5. Al margen de este comunicado conjunto, cada uno de los clubes tomará las medidas disciplinarias oportunas, aplicando en cada caso sus códigos internos y las sanciones pertinentes”.