Viernes, 15 de noviembre de 2019
Alfoz al día

Nuevos proyectos impulsan el Museo Ángel Mateos

Está en marcha la creación de la Fundación Museo Ángel Mateos y ya se han mantenido contactos con instituciones para que apoyen este proyecto artístico

El Museo Ángel Mateos -o Museo del Hormigón como lo denominó el propio artista- es el último proyecto artístico del escultor nacido en Villavieja de Yeltes. Ubicado en Doñinos de Salamanca, es el único museo en el mundo dedicado al hormigón como material escultórico y fue concebido, como ha asegurado el propio artista, “como una escultura que contiene muchas esculturas” ya que el edificio en sí mismo es una gran obra arquitectónica y sus dependencias albergan la obra de una dilatada trayectoria profesional de más de 40 años.

Fue inaugurado en el año 2002 para mostrar al público la obra de un artista “prácticamente autodidacta e independiente”, un escultor de vanguardia que en 2008 recibió el Premio de las Artes Castilla y León. Tras su inauguración, el museo permaneció cerrado para después reabrir sus puertas con el fin de impulsarlo como “un valor cultural importante para Salamanca, para Castilla y León y para toda España”, explica Ángel Manuel Mateos, hijo del escultor.

Como director del museo, Ángel Manuel Mateos, trabaja de forma incansable para que el gran proyecto escultórico de su padre cuente con los apoyos necesarios para que tanto el edificio como la obra que alberga formen parte de la oferta cultural salmantina, a la que este museo puede aportar una estupenda colección de arte moderno. Los primeros pasos ya están dados con la creación de la Fundación Museo Ángel Mateos, y mientras llegan los apoyos necesarios, el museo se puede visitar concertando una cita previa a través de su página web.

 

Recorrido por el museo

El edificio cuenta con tres salas que acogen más de un centenar de esculturas que Ángel Mateos realizó desde los años 60 hasta finales de los 90. El museo ofrece un recorrido cronológico para conocer la obra del autor y apreciar la evolución de su escultura, desde los planteamientos expresionistas de sus inicios, a la depuración minimalista de la forma de sus últimas series.

La primera sala corresponde a los años 70, época en la que Ángel Mateos “se mete de lleno en la escultura abstracta, aunque muy expresionista, siendo su etapa más prolífica”, apunta su hijo. La sala 2 alberga su primera etapa artística, que corresponde a los años 60, la etapa figurativa del autor y anterior a sus esculturas de hormigón, mientras que en la tercera sala se encuentra la obra del último periodo, de los años 80, la etapa de plena madurez artística “En esta última etapa busca una escultura más constructivista y más depurada, manteniendo en cualquier caso un marcado carácter arquitectónico y monumental que siempre la ha definido. 

Agente cultural de Doñinos

Cabe destacar que en los últimos años, el Museo Ángel Mateos se ha convertido en un importante agente cultural de Doñinos, donde “tratamos de aportar nuestro trabajo e ilusión, en la dinamización cultural del municipio, organizando actividades culturales en colaboración con asociaciones locales y el propio Ayuntamiento, como la exposición de fotografía ‘Doñinos a ras del suelo’, la cual todavía estará abierta hasta este próximo viernes 5 de noviembre.   

Fotografías: Alberto Martín / Museo Ángel Mateos