Miércoles, 21 de noviembre de 2018
Alba de Tormes al día

Intenso viaje de Jaime Núñez por Perú

Destaca su recorrido por el ‘Cañón del Pato’, un desfiladero en el que la Sierra Sur (Andes de la costa) y la Sierra Blanca (Andes centrales) llegan a estar separadas por tan solo 6 metros
Jaime ha aprovechado para recorrer algunas zonas de Perú que aún no conocía

Así se puede calificar el recorrido que, desde el pasado jueves 18, Jaime está realizando por el país sudamericano. Pero esa intensidad no se refiere solamente a las rutas realizadas, ya que como en anteriores ocasiones su viaje es una mezcla de aventuras, paisajes, vivencias y actos culturales.

Apenas veinticuatro horas después de su llegada a Lima, Jaime ofreció el primero de sus audiovisuales destinado a los clientes de la empresa Motoviajeros Perú, haciendo lo mismo el sábado dentro de los actos del II Encuentro Grandes Viajeros Perú, del que recordamos Jaime  forma parte de su equipo organizador.

Ese mismo día recibió una invitación por parte de la Universidad Nacional Santiago Antúnez, ubicada en la ciudad de Huaraz, para participar en una jornada de ponencias organizada por la facultad de Administración y Turismo de esa Universidad, y que se celebraría el jueves 25.

De las ponencias a la aventura en moto

Pero el principal motivo de su viaje era recorrer en moto algunas zonas de Perú por las que todavía no había viajado. En estos días ha pasado de la costa del pacífico, a la selva amazónica, alcanzando en su recorrido por Los Andes alturas cercanas a los 5.000 m. Pasando de temperaturas próximas a los cero grados, hasta los 35 que llegó a marcar el termómetro en la selva amazónica. Debido a la complicada orografía del país y el estado de sus infraestructuras, durante muchas horas ha tenido que conducir por caminos (allí conocidos como “trochas”) por los que, según palabras del propio Jaime, “las cabras se lo pensarían dos veces antes de meterse en ellos”.

Por delante de sus ojos han pasado espectaculares y variados paisajes, pero hasta ahora lo que más resalta de su travesía es el recorrido realizado por el llamado “Cañón del Pato”. Un impresionante, y desconocido para el turismo de masas, desfiladero en el que la Sierra Sur (Andes de la costa) y la Sierra Blanca (Andes centrales) llegan a estar separadas por tan solo 6 metros. Esta ruta se construyó sobre el antiguo trazado de las vías del tren, y a lo largo de sus 40 k atraviesa 35 túneles, calificados por Jaime como “muy estrechos, oscuros, lúgubres y en ocasiones peligrosos”, no en vano esta ruta figura en muchas de las listas de “las carreteras más peligrosas del mundo”.

El último fin de semana Jaime ha recuperado fuerzas en la ciudad colonial de Trujillo para encarar la última parte de su viaje. En la ruta de su regreso a Lima todavía tiene marcada una parada ineludible, será para conocer las ruinas de la ciudad más antigua del continente americano, la ciudad de Caral, con más de 5.000 años de antigüedad.

  • + Como en anteriores ocasiones desde SALAMANCA AL DÍA queremos agradecer a Jaime su tiempo para hacer llegar a todos nuestros lectores sus impresiones y sus fotografías.