Miércoles, 21 de agosto de 2019

Golpistas

258

Ahí anda el líder de los populares llamando “golpistas” a diestro y siniestro. Los independentistas, son golpistas; los socialistas, son golpistas; y hasta el mismísimo presidente del gobierno es golpista.

Oye, que a mí no me ha golpeado ninguno de ellos.

Me golpearon los recortes; me golpea el precio de la luz o el de la gasolina; me golpean las puertas giratorias y hasta el permiso extraordinario de la Infanta Cristina para visitar a su esposo en prisión (demostrando así que eso de que todos somos iguales no es más que letra barata); me golpea que los políticos con residencia en Madrid puedan cobrar dietas de alojamiento…

Y me golpea, con mucha fuerza, que el proclamado líder de la oposición sea un bocazas indolente, con un ego increíble y con unas ganas de incendiar la sociedad que asustan. Y mucho.

Eso sí que son golpes. Eso sí que es golpismo.