Domingo, 27 de septiembre de 2020

Lo que cuenta la ilustración

Hace unas semanas tuvimos la suerte de acudir a la charla que Tomás Hijo, ilustrador salmantino, compartió en el marco de IlustraSal 2018, el tercer encuentro internacional de Ilustración organizado por Espacio Znk en Salamanca.  

La sala estaba a rebosar y los que estuvimos allí disfrutamos no solo de un encuentro ameno entre un profesional que quería compartir conocimiento y un público deseoso de aprender, sino que por momentos fue también historiador, nieto, bromista, colega, profesor y mil papeles mas que consiguieron transmitir al unirse un único mensaje: hay que crear y confiar en lo que cada uno lleve dentro para seguir creando y creciendo como creador. 

Sus consejos, actualizados y a la vez con un toque tradicional, fueron compartidos en forma de botijos “motivacionales” frente a la hegemonía de las tazas de Mr. Wonderful, y con cada palabra aportaba tanta información interesante que por momentos resultaba difícil seguirle. Habló de Bobby Chiu, del taller de su abuelo y de la calidad indiscutible de Saul Steinberg. 

Y aprovechó para compartir con todos también los objetivos de la ilustración, para que muchos dejen de considerar su papel como el de simples “dibujitos” y entiendan el poder de la imagen, que ayuda a recordar, describe un texto, informa, persuade, educar, entretiene y también decora. Así que os invitamos a descubrir su página y a disfrutar allí de sus trabajos, que, como sus palabras, emocionan, enseñan y deleitan a la vez. 

Feliz domingo, curios@s.

Rebeca Martín.