Sábado, 15 de diciembre de 2018
Las Arribes al día

Tragsa inicia las obras de concentración parcelaria en Vilvestre

El alcalde, Manuel Domínguez, estima que los caminos estarán abiertos en cuatro meses, mientras que la finalización se prevé en 12 meses

La primera máquina comenzaba ayer jueves las obras en la zona de Fuentelapeña

La empresa Tragsa iniciaba ayer jueves las obras de construcción de caminos correspondientes a la concentración parcelaria en la localidad de Vilvestre, actuaciones que llenan de satisfacción a su alcalde, Manuel Domínguez, después de constantes desvelos desde hace años por este proyecto en el Parque Natural Arribes del Duero.

Una máquina oruga comenzaba el movimiento de tierras en la zona de Fuentelapeña, aunque para la próxima semana se espera una buldócer, según explicaba el regidor. “Lo previsto es que en cuatro meses tengan abiertos todos los accesos, no rematados porque la previsión de las obras es de un año, pero vienen con intenciones de aprovechar el tiempo”.

Para el alcalde de Vilvestre otra alegría ha sido la empresa encargada de hacer los trabajos. “Estoy conforme con la adjudicación a Tragsa porque los trabajos que ha hecho en la zona y que conocemos, han quedado bien; en Saucelle, El Milano…, en los pueblos que han hecho los caminos, han quedo bien; además estaremos pendientes para que queden lo mejor posible”, añadía.

El inicio de las obras da un respiro a Manuel Domínguez, especialmente después de algunas críticas que considera injustificadas y malintencionadas. “La concentración es algo que he tenido siempre entre ceja y ceja, uno de mis objetivos en el Ayuntamiento y por fin está. La mayoría de los vecinos pensaban que iban a tardar más, pero yo sabía que venían porque he estado preocupándome todos los días”.

Prudente como siempre, el alcalde estimaba hace tres meses que el inicio de las obras se produciría a principios de año, finalmente el momento tan esperado ha llegado antes.

Sobre las críticas por parte de la oposición en el Ayuntamiento, Domínguez señalaba que “me hubiera parecido bien que me preguntaran sobre cómo estaba el proyecto o qué estaba haciendo, pero decir que no me he preocupado de la concentración es algo que no lo concibo. Me pueden achacar otras cosas, pero lo que es la concentración no, porque es uno de los objetivos desde que entré en el Ayuntamiento, y más desde que soy alcalde, que casi fue bajo esa condición. La conciencia la tengo tranquila y la gente que me conoce sabe que me he preocupado del tema”, aseguraba.

Como ya informó este periódico, el pasado 30 de agosto el Gobierno autonómico autorizó la ejecución del proyecto de concentración con un presupuesto de algo más de 3 millones de euros con los que se van a realizar más de 93 kilómetros de caminos para 560 propietarios de los terrenos. 

Con el proceso de concentración parcelaria se va a pasar de una estructura de propiedad de 5.961 parcelas, 10,64 parcelas de 0,72 hectáreas de media por propietario, a 1.207 fincas de reemplazo, con 2,15 fincas por propietario y una superficie media de 3,55 hectáreas.