Jueves, 24 de enero de 2019
La Sierra al día

La Diputación aumenta el número de vigilantes para la temporada de setas

EL CABACO | El Centro de Cazadores de la Reserva Regional de Caza de Las Batuecas acogió la reunión informativa con los alcaldes de la zona acotada de recolección
Una veintena de alcaldes acudieron a la reunión informativa sobre la temporada de setas

La temporada de recolección de setas ya está en marcha en el sur de la provincia de Salamanca, en las comarcas de Sierra de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar. Donde es necesario obtener un permiso para poder recolectar setas silvestres, al ser un terreno acotado protegido por ley. El Centro de Cazadores de la Reserva Regional de Caza de Las Batuecas en término municipal de El Cabaco acogió esta mañana una reunión con la presencia de numerosos alcaldes de las zonas participantes.

El diputado provincial de Medio Ambiente, Manuel Rufino García, asistió a la reunión y detalló las características de la presente temporada: “Esperamos un gran número de ejemplares debido a la meteorología favorable, con las últimas y lluvias. En cuanto a las novedades, este año se contará con un mayor número de vigilantes en los montes. Para ello se ha aumentado el presupuesto que destinamos para este programa, siendo ahora un total de 40.000 euros. Nos reunimos hoy con los alcaldes de todo el acotado micológico para escuchar sus propuestas, y poder hacer cambios de ser necesarios en el futuro”. 

La Diputación delega la gestión de la campaña micológica en el Centro de Servicios y Promoción Forestal y su Industria de Castilla y León, (Cesefor). Los permisos se pueden adquirir en numerosos establecimientos de toda la zona, como bares, restaurantes y principalmente Ayuntamientos. Las tarifas se mantienen respecto al pasado año. Existen diferentes permisos, que van desde los 3 euros por un permiso de temporada local, a los 400 euros que cuesta un permiso comercial para entidades de fuera de la provincia de Salamanca. Los permisos se expiden desde el pasado jueves, 11 de octubre.

Al igual que en otros años, se ofrecerá información detallada sobre la señalización que indica en qué terrenos se puede recolectar y en cuales no. Existen cuatro tipos de terrenos. El acotado, con una superficie mínima de cien hectáreas, donde puede recoger cualquier ciudadano con licencia. El terreno reservado, en los que el propietario se reserva el derecho de aprovechamiento, siendo el propietario el único que autoriza la recolección. El terreno vedado, en el que está prohibida la recolección a todo el mundo, por motivos de protección medioambiental. y finalmente el terreno con aprovechamiento episódico.

En el caso del acotado micológico de la Sierras de Francia, Béjar, Quilamas y El Rebollar, se puede recolectar un máximo de 5 kilogramos por persona y día en el caso de permisos recreativos y un máximo de 20 kilogramos para permisos comerciales. Para la recolección es necesario utilizar cestas de mimbre, paja o caña, estando prohibida la recolección en cubos, bolsas o recipientes de plástico, ya que no permiten la dispersión de las esporas. En cuanto a las setas, como normal general, el tamaño mínimo para ser recolectadas es de 4 centímetros, con diversas excepciones como setas con sombrero alargado, trufas o criadillas.

En las comarca de la Sierra de Francia y Quilamas, es posible conseguir los permisos de recolección, en las siguientes localidades: La Alberca, El Cabaco, Las Casas del Conde, Cepeda, Garcibuey, Herguijuela de la Sierra, Linares de Riofrío, Madroñal, Miranda del Castañar, Mogarraz, Monforte de la Sierra, Nava de Francia, Navarredonda de la Rinconada, Rinconada de la Sierra, San Martín del Castañar, San Miguel de Valero, San Miguel del Robledo, Villanueva del Conde y Sotoserrano. Las tarifas, locales de expedición e información detallada sobre días de exclusión e información útil sobre recolección, se puede consultar en la página web del Programa de Micología de Castilla y León.