Jueves, 13 de diciembre de 2018

El fascismo que se avecina

Este domingo VOX sorprendió a propios y a extraños con su capacidad de convocatoria en Vistalegre.

Esta mañana me he despertado con el editorial del Wall Street Journal defendiendo a Bolsonaro. Que no es que me sorprenda que los mercados en general, y Wall Street y el IBEX35 en particular, sean de derechas, lo que me sorprende es que digan tan abiertamente que apoyan al fascismo.

Trump gana las elecciones contra todo pronóstico, salvo claro, el de Matt Groening, que ya lo pronosticó hace mucho mucho tiempo.

 

Y todo esto, viene en gran parte por la crisis mundial de la que la mayoría de la gente aún no hemos salido, y que estuvo provocada por los trapicheos de los grandes bancos con las ya olvidadas hipotecas subprime, los Lehman Brothers y demás gigantes que gobernaban el mundo y que nos hicieron salir a las plazas, no solo en España con el 15M, sino también en la propia Wall Street, en la City londinense con sus respectivos Occupy y en muchas otras partes del globo, bajo el lema de “No Es una Crisis, Es Una Estafa”.

Sin embargo, la mayoría de la gente, la gente que se queda en casa en su sofá y delega todo en sus representantes, en quienes confía ciegamente, lejos de echarle la culpa a ese 2% de la gente que atesora la mayoría de la riqueza del planeta, a esa gente que con cada repunte de la crisis se hace cada vez más rica, les elige cada vez más a menudo, para que dirijan nuestras vidas y dirijan los recortes que nos hacen al 98% restante, cada vez más pobres.

 

Nos mean y nosotros mismos decimos que llueve. Nos van quitando poco a poco todo lo que hemos conseguido con siglos de luchas, las más de las veces, muy sangrientas, y aun así, seguimos queriendo que el “Tío Gilito” rija nuestros destinos.

¿Por qué? ¿Acaso creemos que algún Tío Gilito va a compartir con nosotros su riqueza? ¿Acaso creemos que van a dejar algún resquicio en su caja fuerte por el que vamos a poder acceder a ella?

 

¿Qué absurda idea es la que nos hace pensar que algún Tío Gilito real, del siglo XXI, va a gobernar pensando en la gente en vez de en su propio bolsillo?