Domingo, 27 de septiembre de 2020

DEMOCRACIA versus DEMOCRACIA (II)

En los países democráticos donde se produce el distanciamiento entre políticos y ciudadanos, es inevitable que se generen múltiples problemas; el pasotismo político, entiéndase la inhibición y falta de compromiso de gran parte de la ciudadanía que ve el ejercicio de la política como algo ajeno; la ausencia de crítica y debate dentro de los partidos políticos donde hay que humillar la cabeza y pasar por las horcas caudinas si se quiere ascender o, al menos, mantenerse en el organigrama; el desperdicio de tantas posibilidades en beneficio de unos líderes que han alcanzado el cargo deseado y exigen acatamiento; el alejamiento de la sociedad y la caída de una organización política por las incorrectas decisiones de su líder, ya que nadie se atreve a describir la realidad tal y como es por miedo a perder su favor; la corrupción, el parasitismo y la prepotencia que traen acollarados el acatamiento y el vasallaje; el hacer de la política no un servicio a los ciudadanos, sino una profesión donde el fin es mantenerse en el cargo a cualquier precio, olvidando el bien común.

Resulta fácil buscar soluciones, están en boca de todos los ciudadanos, lo difícil será aplicarlas. A nadie se le escapa que el ejercicio de los cargos políticos tiene que tener una duración máxima de ocho o doce años, regresando después los políticos a sus puestos de trabajo originales. Por supuesto esos años contarían como trabajados para su futura jubilación, pero teniendo el mismo valor que otros en su vida laboral. Las circunscripciones electorales deben marcarse claramente correspondiendo a una parte de la capital otra de la provincia, para que los electores sepan qué persona les representa y puedan pedirle explicaciones de su trabajo y, por supuesto, responsabilidades en su gestión. Sería imprescindible que estos diputados, senadores o congresistas dedicaran un día de la semana (¿los viernes como en Reino Unido?) a recibir en una oficina a todos los miembros de su circunscripción electoral que quieran plantearle sugerencias, propuestas e inquietudes.