Jueves, 13 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Roberto Calvo y Ainhoa Castaño completan una etapa ‘rompepiernas’ antes del gran maratón

Pese a ser una etapa 10 kilómetros más corta, el mayor desnivel acumulado hizo que tardasen el mismo tiempo que en la jornada inaugural

Los ciclistas Roberto Calvo y Ainhoa Castaño afrontaron en la jornada del lunes la segunda etapa de la Marruecos on Bike, entre las localidades de Rich y Tagrit, con 91 kilómetros de distancia. Según explicaron al concluir, esta etapa, pese a ser 10 kilómetros más corta que la del domingo, fue más dura, al tener un mayor desnivel acumulado (1.700 metros frente a los 1.500 del domingo). Eso hizo que, pese a ser menos distancia, tardasen un tiempo similar en completar la etapa: 6 horas y 37 minutos (el domingo emplearon 1 minuto más).

En sus propias palabras, fue una etapa “rompepiernas, con rampas del 18% y el 20%, pero la pista era buena, y con bajadas espectaculares”, teniendo en general “mejores sensaciones”. Como ellos mismos apuntan, se trata de ir “poquito a poco, y acabar todas las etapas”, comprobando de primera mano que ciclistas que fueron muy fuertes el domingo, reventaron el lunes. Para coger fuerzas, Roberto Calvo y Ainhoa Castaño tienen un original avituallamiento en forma de pequeños bocadillos de lomo ibérico llevado desde España.

Por cierto, que al acabar la etapa del lunes tuvieron que hacer un traslado en autobús de 80 kilómetros hasta el hotel que se les hizo más duro incluso que la propia carrera. La etapa de este martes será la más larga de la Marruecos on Bike, con 121,92 kilómetros entre las localidades de Zouala y Merzouga. Se espera que sea una etapa muy pesada ya que transcurre en su totalidad por terreno desértico, con mucho pisteo.