Domingo, 16 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Rúa del Sol estará cortada desde el miércoles por una obra de envergadura

CIUDAD RODRIGO | Se va a proceder a la sustitución de las redes de agua potable y saneamiento, y a la renovación del pavimento

El próximo miércoles dará arranque la intervención de envergadura en la Rúa del Sol de Ciudad Rodrigo de la que el Ayuntamiento mirobrigense comenzó a hablar por primera vez hace dos años por estas fechas (concretamente el 5 de octubre de 2016), durante la visita a las por aquel entonces recién finalizadas obras de renovación del Paseo Fernando Arrabal.

Esta intervención de envergadura consiste, por un lado, en la sustitución de los colectores de agua potable y de saneamiento en el tramo de la Rúa del Sol comprendido entre su confluencia con las calles Muralla y Enrique Zarandieta -justo al entrar dentro del recinto amurallado- y el Revellín de San Andrés (junto a las escaleras que dan acceso a la zona donde se instala el mercadillo).

Por otro lado, aprovechando las obras de sustitución de las instalaciones situadas bajo la superficie, se va a proceder a renovar el firme de toda la zona objeto de la intervención, colocándose distintos tipos de pavimento en función del tramo. Por ejemplo, en la confluencia de la Rúa del Sol con las calles Muralla y Enrique Zarandieta, se va a seguir el ‘estilo’ que tienen ambas vías, con adoquines como calzada y enlosado de granito como acera.

Según explicó en la jornada del lunes el concejal de Obras del Ayuntamiento, Joaquín Pellicer, a Ciudad Rodrigo Al Día, está previsto acometer la intervención en dos fases. En una primera, se intervendrá desde la mencionada confluencia de la Rúa del Sol con Muralla y Enrique Zarandieta hasta un par de metros fuera de murallas (incluyendo por supuesto la bóveda). Esto obliga a cortar el tránsito por completo tanto de peatones como de vehículos, que no podrán entrar ni salir de murallas por esta bóveda.

Inicialmente, Joaquín Pellicer calcula que esta primera fase puede durar 3-4 semanas, aunque recalca que es difícil dar por seguros los plazos, ya que por ejemplo la renovación de las canalizaciones de agua en la calle Madrid dio más guerra de lo esperado. Asimismo, no se descarta que puedan aparecer estos arqueológicos, aunque esta zona ya estaría bastante ‘trillada’.

Una vez concluya esta fase, se procederá a acometer la segunda, entre el punto donde acabe la primera y el Revellín de San Andrés. Cuando esta segunda fase esté en marcha, los peatones sí podrán salir de murallas por la bóveda, desviándose eso sí de forma obligatoria hacia el Paseo Fernando Arrabal. El motivo de estos cortes totales es “la seguridad y la agilidad de la obra”, aprovechando además que aquí -salvo uno- no hay establecimientos comerciales como sí ocurrió en la calle Madrid, donde hubo que compatibilizar las obras con la actividad comercial.

Respecto a la financiación de la intervención, la mayor parte de la obra va a ser sufragada con fondos procedentes de los Planes Provinciales de la Diputación de Salamanca para el bienio 2018/2019. Concretamente, la intervención tiene un precio estimado de 48.180,85€, de los cuales 41.867,71€ van a ser aportados por la entidad provincial, y los 6.313,14€ restantes por el Consistorio mirobrigense.

La obra va a ser ejecutada con personal propio del Ayuntamiento. En principio, se va a contar con 2 oficiales contratados, dos peones, y un oficial del Consistorio, que podrían ampliarse a 3 peones contratados y 3 oficiales, dependiendo del ritmo que se le pueda dar a la obra.

Según se apuntó en la mañana del lunes desde el Consistorio, “estas obras son del todo necesarias para evitar las averías que con relativa frecuencia se suceden en los colectores que pasan por la vía”, pidiendo “comprensión” a la ciudadanía, y expresando que se intentará acometer las obras con la “mayor brevedad” posible. Los trabajos arrancarán el miércoles concretamente en la confluencia de la Rúa del Sol con las calles Muralla y Enrique Zarandieta. Desde entonces, los peatones y conductores habituales de la Rúa del Sol tendrán que buscar alternativas.