Domingo, 16 de diciembre de 2018

Cartas de los lectores

El otoño seguirá caliente

Cuando se baja de esa nave nodriza después de alcanzar esa galaxia lejana, el astronauta no sabía que en el espacio también se pagan impuestos. Por eso se ha metido en un equipo de alto nivel de ejemplaridad y transparencia que tiraban con flechas envenenadas, y se les han vuelto en forma de cañonazos, y ya le es imposible escaparse en otro cuete de la NASA.

Este aterriza como puedas del Gobierno del Dr. Sánchez, ya traspaso el sainete para convertirse en comedia del absurdo. Este gabinete tan amplio de féminas, femíneo y feminista, empezó siendo un cometa para transformarse en un pedrusco que amenaza en aplastar la Nación española. Sr. Duque pagar impuestos es de pobres, asalariados y pensionistas como usted bien sabe. Su presidente le dijo que los ricos no cumplían con el IRPF. Y las palabras ni son feministas ni ejemplares, simplemente se las lleva el viento con la fuerza de la gravedad a otra galaxia socialista.

Alguien anticipo un otoño político caliente, se quedo corto, llevamos un tiempo con unas exclusivas periodísticas por entregas con efecto dómino, que nos tiene en alerta. Mal que le pese a la vicepresidenta Carmen Calvo la de “Cabra” que quiere a toda costa y por “Decreto Ley” regular la libertad de expresión. Vamos que nada mas quiere que los ciudadanos se enteren lo que ellas decidan. Solo lo bueno, ¡si es que tienen algo! Hay que recordarle a esta Sra. De Cabra, que ponerle coto a la libertad de información es propio de un país de poquita Democracia. Y lo primero que tiene que hacer como experta en Derecho Constitucional. “A no ser que lo haya estudiado en diagonal” releer el Artículo 20 de nuestra Constitución, que dice lo siguiente: se reconoce y protegen los derechos a expresar y difundir libremente las ideas y opiniones mediante cualquier medio etc.

Si tienen el patio con record de renuncias y rectificaciones en poco tiempo, y ¡las que quedan! no es por culpa de la libertad de expresión. A no ser que esas informaciones sean falsas. Y para eso están los tribunales de justicia, para que nos digan lo falso y lo verdadero de la información. En democracia puedes pensar lo que quieras y decir lo que piensas.

Y como por la boca muere el pez, el presidente Pedro Sánchez, el, Doctor, antes de conseguir dormir en La Moncloa, se le llenaba la boca, que si llegaba a ese dormitorio, exigiría a todos los suyos una ética y transparencia impecables, sobre todo en temas fiscales. Y por esa boca morirá el menos ético y transparente de todos los inquilinos de La Moncloa, arrastrando a todo su inmenso equipo, no hay ninguna, ni ninguno, que no tengan algo en que arrepentirse. Y gracias a la libertad de expresión los ciudadanos nos enteramos de la ética de este Gobierno tan mentiroso.

Como ya estamos en San Miguel, empieza el otoño y se apuran las fiestas de muchos pueblos que le tienen como patrono. Por ejemplo en la ciudad que yo nací, Peñaranda de Bracamonte. San Miguel es el primero de los siete arcángeles que manda las milicias celestiales, al que veneran las tres religiones monoteístas: judíos, moros y cristianos. El arcángel San Miguel, que aparece con la espada en la mano, capitaneando la batalla contra Lucifer y contra el mal. Es el encargado de tocar la trompeta el día del juicio final.

Hay quien dice que ya se ha sentido en el Palacio de La Moncloa. Asique al confesionario. Por si acaso…