Sábado, 15 de diciembre de 2018

Rectificar es de sabios

Recientemente, el programa ‘Saber y Ganar’, de La 2 de Televisión Española, ha hecho uso de la rectificación para subsanar un error previamente cometido, algo que en el actual mundo de orgullos y egos resulta un tanto inusual, pero que supone una muestra de la profesionalidad y las ganas de buen hacer del equipo de Saber y Ganar en este caso, al no tener reparos ni complejos en reconocer que algo no se hizo bien en un determinado momento.

En este sentido, cabe indicar que la rectificación de los errores que hayan podido darse en los medios de comunicación son algo a lo que tenemos derecho los ciudadanos españoles, gracias a la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, del derecho de rectificación, si bien frecuentemente los medios no se acogen a la misma, aún y cuando se les advierta de errores que hayan podido cometer.

De este modo, paradójicamente dentro de TVE, podemos encontrar también el caso contrario, el de no rectificar un error. Así, por ejemplo, en la retransmisión de la etapa de la Vuelta Ciclista a España que discurrió entre Salamanca y Bermillo de Sayago, el comentarista Carlos De Andrés, al verse unas imágenes aéreas de la presa de Bemposta, indicó que era la presa de Aldeadávila, error que también se daba en los rótulos que TVE ofreció aparejadas a dichas imágenes. No tardaron en surgir comentarios al respecto, publicándose incluso en varios medios salmantinos dicho error, pero sin embargo el equipo de retransmisión de La Vuelta no quiso rectificar el mismo.

No ocurrió así en el caso de Saber y Ganar, que en su programa del pasado 23 de julio cometió un error al calificar a Zamora como “ciudad castellana”, cuando es una ciudad leonesa por pertenecer a la parte de la comunidad autónoma de Castilla y León que se corresponde con la Región Leonesa (es decir, el “y León”), lo que motivó que el 13 de septiembre, dicho programa decidiese rectificar y enmendar dicho error, explicando el mismo.

Asimismo, para reforzar esa rectificación y hacerlo “a lo grande”, Saber y Ganar planteó una batería de preguntas sobre Salamanca, Zamora y León, que consistieron en una ‘Ruta por tierras leonesas’ en la sección denominada ‘Cada Sabio’, que se concretó en siete preguntas (en este caso, las que le dio tiempo a responder al concursante), sobre diversas curiosidades de la Región Leonesa.

Dentro de dicha sección, en lo que concierne a Salamanca fueron dos las preguntas que se realizaron, una sobre el astronauta de la Catedral Nueva de la ciudad de Salamanca, y otra sobre la ubicación del sepulcro de Santa Teresa. No obstante, el concursante no estuvo del todo acertado en las preguntas salmantinas, y solo acertó la del astronauta, mientras que el sepulcro de Santa Teresa lo situó en la ciudad de Béjar, cuando en realidad se encuentra ubicado en Alba de Tormes.

En todo caso, lo más llamativo del asunto es que un programa se haya decidido a hacer uso del derecho de rectificación, dada la dificultad existente en este país para que alguien pueda admitir un error. Por todo ello, vaya desde aquí mi aplauso a los miembros del programa Saber y Ganar, porque, como dice el dicho, “rectificar es de sabios”, y al haberlo hecho, han demostrado que tienen bien ganada su fama de programa del saber. Enhorabuena y gracias.