Lunes, 12 de noviembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Tres generaciones de Quintos acercan la cucaña a la plaza de Martiago

MARTIAGO | Varios jóvenes no dudaron en meterse en una charca para refrescarse ante las altas temperaturas

Llegada de los Quintos a la localidad | Fotos Adrián Martín

La localidad de Martiago dio arranque en la jornada del jueves, con el Día en que los Quintos son absolutos protagonistas, a sus fiestas en honor del Santo Cristo de los Remedios, que se prolongarán hasta el próximo domingo.

Las actividades comenzaron a primera hora de la mañana, con el viaje de los Quintos de este año en busca de la cucaña, para posteriormente plantarla en la plaza. En la búsqueda, los Quintos de 2018 estuvieron acompañados de los del año pasado, que aportaron su experiencia, y de los del 2019, que tomaron nota para el año que viene.

Pese a que algunas previsiones anunciaban posibles inclemencias meteorológicas para estos días, de momento las fiestas han comenzado con sol y alta temperatura, tanto que algunos Quintos decidieron refrescarse durante el proceso de corta del pino en una de las charcas de la zona de La Dehesa que habitualmente es usada por el ganado para beber. Como es lógico, estos Quintos salieron de la charca embadurnados de barro.

Tras montar el pino –de unos 18 metros de altura- en un tractor con remolque, comenzó el regreso al núcleo urbano de Martiago, subiéndose todos los jóvenes que pudieron al árbol propiamente dicho. A la llegada a la plaza, los Quintos de este año descubrieron cómo el pozo dónde debía ir la cucaña estaba ocupado por un tronco de escasa altura pero gran anchura al que le habían colocado unas ramas de platanero.

Los Quintos de este año tuvieron que ingeniárselas para poder sacar este tronco, teniendo que emplear el tractor en el que habían traído su cucaña. En ese tramo de la mañana, los Quintos estuvieron pelando el tronco, dejándolo preparado para izarlo a última hora de la tarde, tras una serie de juegos infantiles, un concurso gastronómico y un concurso de dibujo infantil y otro de fotografía.

 

Tras el izado de la cucaña, y ya con la noche caída, será turno para lanzar el chupinazo, tras lo cual los Quintos pronunciarán el pregón de las fiestas. La noche del jueves será animada por la discomóvil Vibrass.

Este viernes, los actos arrancarán a las 9.00 horas con la alborada y un pasacalles con tamborilero, para recordar a los vecinos la cita que tienen a las 12.00 horas en el templo parroquial con la solemne misa en honor del Santo Cristo de los Remedios, a la que seguirá la procesión.

Por la tarde, habrá un espectáculo cómico a las 17.00 horas titulado No hay tiempo que perder a cargo de El Gran Rufus; un encierro de carretones infantiles y juveniles a las 18.00 horas; y la obra de teatro Teresa, la Jardinera de la Luz desde las 19.00 horas. Por la noche se contará con la Orquesta Neptuno.

Ver más imágenes: