Domingo, 23 de septiembre de 2018

Endado alerta de posibles errores de reportaje debido a las nuevas denominaciones de combustibles

El próximo mes de octubre entrará en vigor la normativa europea que pretende homogeneizar en toda la Unión Europea la forma en la que las gasolineras identifican los distintos tipos de combustibles que comercializan

La nueva nomenclatura que entrará en vigor en todo la Unión Eropea de la homogeniación de los nuevos tipos de carburante para vehículos,puede llevarnos sobre todo ahora al principio a errores a la hora del repostaje.

La tienda online Recambios Endado ha advertido a los conductores de que el riesgo de repostar un combustible equivocado puede aumentar.

Un problema más habitual de lo que parece

Según cifras del RACE, cada año casi 73.000 conductores se confunden y rellenan sus depósitos de combustible con el carburante equivocado.

Pese a que hace ya años se modificaron el ancho de los boquereles y el tamaño de las bocas de entrada de los depósitos, para que fuese imposible echarle gasoil a un coche de gasolina (fabricado a partir de ese cambio), el error inverso todavía es posible.

Tanto si se es propietario de un vehículo moderno de gasoil, como si se tiene un coche antiguo de cualquiera de los combustibles, la posibilidad de equivocarse al repostar se incrementa bastante con la promulgación de esta nueva normativa,

Endado considera que la nueva forma de identificar los distintos surtidores puede inducir durante los primeros meses a confusión a muchos conductores que usan el autoservicio (o repostan en gasolineras desatendidas).

Para llegar a esta conclusión, Endado se remite a sus propias estadísticas de venta de recambios a través de Internet: el aumento continuo de la demanda de piezas como los filtros de combustible, las bombas inyectoras o las bombas de combustible, permiten concluir que pretenden reparar averías relacionadas con errores de repostaje.

Si esta situación se complica aún debido al uso de una nomenclatura nueva, poco intuitiva y difícil de asimilar y comprender, es de prever que las confusiones en las estaciones de servicio aumentarán casi seguro.

Los daños más habituales por equivocarse de combustible

No todos los errores tienen la misma trascendencia:

Mientras que andar con un coche de gasolina al que se le ha llenado el depósito de gasoil es un problema relativamente menor —porque aunque arranque, el motor se parará rápidamente—, y que puede resolverse extrayendo el combustible y limpiando los filtros y tuberías; la equivocación inversa puede causar numerosas averías.

El problema reside en el arranque del motor.

Si nada más echar la gasolina en el coche diésel, el conductor se percata del error, tendrá que avisar al taller para que procedan a su extracción.

Pero lamentablemente mucha gente no se da cuenta de la equivocación y comienza a circular con el combustible erróneo. Y los coches de gasóleo pueden arrancar y andar un poco hasta que, después de varios extraños y ruidos raros, terminan parándose.

En ese caso, los daños para el motor pueden llegar a ser graves, afectando a filtros, inyectores, bomba inyectora, bomba de combustible, catalizador…

Según Recambios Endado, la factura de reparación suele oscilar entre los 200 y los 600 euros, como poco.

Un precio que puede abaratarse considerablemente realizando la compra de los repuestos necesarios a través de Internet, en webs como la de Endado, que llegan a ofrecer hasta un 50% de descuento en los repuestos que comercializan.