Sábado, 15 de diciembre de 2018

Vuelta al curso político

Con la llegada de septiembre, ya puede afirmarse que han acabado las vacaciones de nuestros políticos (al menos las oficiales, ya que algunos de ellos se tiran de vacaciones todo el año), y con ello, volverán a su funcionamiento ordinario las Cortes autonómicas, el Congreso y el Senado.

Y como viene siendo habitual en el último lustro, se avecina un otoño cargado de actividad política un tanto tensa. En este sentido, los conflictos por la puesta y retirada de lazos amarillos en diversos municipios de Cataluña podrían considerarse como un “precalentamiento” veraniego de la actividad política, y parecen vaticinar un septiembre ‘movidito’ en nuestra esfera política en lo que al tema catalán se refiere.

Asimismo, la problemática de la inmigración ilegal, especialmente en Ceuta y Melilla, parece que seguirá cobrando cierto protagonismo también en otoño, tras un verano en el que se ha llegado a convertir por momentos en la temática estrella de nuestros telediarios, con los habituales cruces de acusaciones entre políticos de diverso signo.

Y entretanto, en estos primeros días de septiembre, la serpiente multicolor de la Vuelta a España volverá a pisar suelo salmantino, adentrándose en la provincia a mediodía del domingo por la sierra de Béjar, donde finalizará una etapa en La Covatilla, pasando a rendir homenaje al VIII Centenario de la Universidad de Salamanca en la jornada del martes, cuando la etapa saldrá de la capital salmantina para finalizar en Bermillo de Sayago, previo paso por localidades de nuestro entorno como Villaseco de los Reyes, Almendra, Trabanca o Fermoselle.

Posteriormente, tanto la Vuelta como el mes de septiembre seguirán avanzando, trayéndonos nuevas noticias desde otras zonas de España, que marcarán sin duda la actualidad de un otoño en el que, aún no sabemos si tendremos que cambiar la hora como todos los años o si, por el contrario, acabará aprobándose la proposición de la Comisión Europea de que se deje sin cambiar.

En todo caso, con una hora u otra, parece que el nuevo curso político tendrá bastante que decir, entre otras cuestiones, porque no hay que olvidar que en primavera del año que viene habrá elecciones municipales, autonómicas y europeas, y eso es sinónimo de que muchos políticos intentarán hacer los deberes a última hora y apuntarse tantos de cuestiones que dejaron sin hacer los tres años previos, para así poder vendernos una imagen amistosa de sí mismos, mientras nos piden el voto.

Veremos no obstante qué nos depara el nuevo curso político, y las ganas de ‘griesca’ con que vienen de sus vacaciones nuestros políticos. Esperemos que el sol veraniego no les haya quemado las ideas de cara a poder sacar adelante proyectos que beneficien al país.