Jueves, 2 de abril de 2020

Si fuéramos valientes

 

 

Si nos respetáramos. Si no tuviéramos miedo a lo desconocido.

Si no nos tuviéramos miedo. Si amáramos conocernos y desconocernos.

Si encontráramos las palabras. Si aprendiéramos a escucharnos.

Si nos escucháramos. Si nos miráramos a los ojos.

                                                                                                  (Como aquella vez).

Si lucháramos por ser simplemente más justos. Simplemente más justos.

Si dedicáramos lo esencial a lo esencial.

Si aceptáramos el compromiso de vivir en este planeta, de estar vivos.

Si pensáramos más en lo que somos: nosotros.

                                                                           Sí, si pensáramos más en nosotros.