Miércoles, 17 de octubre de 2018

Los corzos arrasan una plantación de 5.000 lechugas en la localidad vallisoletana de Simancas

UCCL reclama medidas eficaces que permitan controlar el incremento poblacional de fauna salvaje y evite los daños que se están produciendo en la explotaciones 
La OPA denuncia importantes daños de la fauna salvaje en cultivos

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) alerta de los importantes daños producidos en la agricultura de Castilla y León a causa del incremento de población de fauna salvaje (corzos, conejos, jabalíes…).

Esta pasado jueves, un agricultor de la localidad vallisoletana de Simancas ha visto diezmada su plantación de lechugas por los corzos que se encuentra y campan por los alrededores. El profesional planta a la semana unas 1.000 y en total se han podido ver afectadas unas 5.000 plantas de lechuga largas. “El corzo solamente se come el cogollo de la lechuga, pero ya la hace inservible para el consumo humano” relata Luis Miguel Diéguez, agricultor afectado, que afirma “que en dos días puede acabar con toda la plantación”.

La Unión de Campesinos de Castilla y León pide medidas eficaces que permita controlar el incremento poblacional de fauna salvaje y evite los importantes daños que se están produciendo en la explotaciones. El caso del agricultor de Simancas “es particular, pero no es el único que en el último año se ha visto afectado por daños de fauna salvaje y, como ya ha denunciado en otras ocasiones esta OPA, lo más lamentable es que los agricultores somos los que debemos hacer frente a las pérdidas, porque los seguros son ineficaces y los cotos no se hacen cargo”. “Es imprescindible que tanto los agricultores como ganaderos afectados por daños de la fauna salvaje denuncien cuanto antes estos ataques para tener opciones que estos sean compensados, pero principalmente para aflorar la magnitud real del problema, ya que muchos ataques no son denunciados”.

UCCL exige al Gobierno regional que ponga en marcha, de forma inmediata, medidas encaminadas al control poblacional del conejo, del corzo, jabalí…, que evite las grandes pérdidas que están ocasionando a los agricultores en los campos de cereal, herbáceos, maíz, cultivos hortícolas, frutales, viñedo entre otros cultivos.