Miércoles, 24 de octubre de 2018

Las Perseidas, un show astronómico de otra dimensión

El comparador de seguros de viajes Acierto.com ha recabado algunos de los mejores lugares y consejos de seguridad para disfrutar de esta maravilla de la naturaleza

Como ocurre cada año a mediados de agosto, este 2018 también se puede disfrutar de las famosas Lágrimas de San Lorenzo. La lluvia de estrellas se observará con mayor nitidez durante la noche del domingo 12 y llegará a su pico máximo de actividad entre las 22 y las 10 de la mañana del lunes. Además y según los expertos, este año será posible verla especialmente bien, pues el 11 habrá luna nueva y por tanto, la noche será más oscura. Un contexto en el que el comparador de seguros de viajes Acierto.com ha recabado algunos de los mejores lugares y consejos de seguridad para disfrutar de este “show astronómico”.

Dónde ver las Perseidas

En términos generales, se trata de un lugar  sin contaminación lumínica ni objetos, edificios altos, árboles, montañas o similares que interfieran o limiten el campo de visión. Par poder disfrutar de las vistas, habrá que colocarse en dirección opuesta a la posición a la luna, antes del ocaso, o tumbados.

En cuanto a las ubicaciones, las Perseidas se pueden disfrutar en la Comunidad Valenciana, destacan el Parque Natural de la Sierra Calderona y el de la Serra d’Espadà, en Castellón; ambos con una vegetación preciosa y variedad de paisajes. No se puede dejar de hablar tampoco del Cabo de las Huertas, en Alicante, cuyas calas constituyen un emplazamiento mágico para disfrutar del espectáculo cósmico; así como de las lagunas de La Mata y Torrevieja, sembrado de miradores. La Albufera es otra buena opción.

Por otra parte, Canarias, concretamente
Tenerife, se postula como una excelente alternativa, sobre todo para aquellos que quieran aprovechar para quedarse unos días de vacaciones. En concreto destaca Las Cañadas del Teide, en el Parque Nacional, cuya altura y escasa contaminación lumínica lo convierten en el sitio perfecto. De hecho, cuenta con la certificación Reserva Starlight.

Madrid, más allá de la capital, también está repleta de pueblos con encanto donde disfrutar de la lluvia de estrellas será un auténtico placer. Es el caso de Buitrago, cuyo castillo, callejuelas e iglesia medieval son dignos de visitar. Los aledaños de la población ofrecen al turista innumerables actividades de aventura que aúnan naturaleza y deporte. El embalse de Riosequillo se encuentra muy cerca y es perfecto para aligerar el calor del verano.

En todo caso, Buitrago de Lozoya no es único en su especie sino que El Berrueco, Bustarviejo, Patones de Arriba, Rascafría, y Navalafuente no se quedan atrás en patrimonio histórico. También se encuentran en la sierra de Madrid, y se puede visualizar las Perseidas y disfrutar de la naturaleza será tarea fácil.

En Navarra nos quedamos con la Reserva Natural de la Foz de Lumbier, muy cerca de Pamplona y famosa por su geología, acantilado y paisajes; el barranco de Peñalén, el valle de Baztán, el Cerco de Artajona, Zugarramurdi y Roncesvalles. Por su parte, la sierra de Ujué es otra ubicación ideal para vislumbrar las lágrimas.

Los cazadores de estrellas disfrutarán, asimismo, en Andalucía, donde podrán acudir a la Ribera del Guadiamar, en El Castillo de las Guardas; a la Playa de Camposoto en San Fernando, y al Torcal de Antequera. También lo harán en Ávila, en norte de la Sierra de Gredos y Forcarei; así como en Cataluña, en Aigüestortes i Sant Maurici, Besalú, Aiguamollos de l’Empordà, Cap de Creus i Cadaqués y Camprodon, entre otros.


Curiosidades sobre las Perseidas

El comparador también ha recopilado algunas de las curiosidades más notables sobre el fenómeno. Por ejemplo, estas estrellas fugaces son partículas de polvo de diferentes dimensiones que van dejando los asteroides o cometas en torno al sol. La lluvia de estrellas se produce cuando estas partículas entran en la atmósfera terrestre y se volatilizan.

  • Lo hacen a la velocidad nada desdeñable de 210.000 kilómetros por hora y, a pesar del intenso efecto luminoso que provocan estas “rocas”, son tan diminutas como un grano de arena.
  • Los especialistas en la materia apuntan a que podrá verse una media de entre 60 y 70 meteoros por hora, pero también entre 150 y 200 en algunos momentos de la noche.
  • Aunque el mejor momento para verlas sea la noche referida, comenzaron a verse alrededor del 23 de julio y terminarán el 22 de agosto.
  • Fotografiarlas no es nada fácil, especialmente con el móvil, cuyas cámaras suelen contar con mayores limitaciones técnicas. Usar una plataforma estable -a falta de trípode-, en todo caso, nos ayudará. La idea es optar por una exposición que dure varios minutos (hay apps específicas y algunos modelos de smartphone cuentan con modos “experto” que las incluyen de serie y que incluso disparan en RAW). Con exposiciones cortas las estrellas solo serán puntos.
  • A pesar de deber su nombre a la constelación de Perseo, poco tienen que ver con ella. Su explicación real se halla en el cometa 109P/Swift Tuttule. Su órbita se cruza con la de nuestro planeta y su estela se encuentra sembrada de partículas que atrae el campo gravitatorio de la Tierra.
  • Las Perseidas no son el único evento cósmico destacable de agosto, sino que cabe mencionar también el desfile planetario protagonizado por Júpiter, Marte, Venus y la Vía Láctea. Para acabar el año todavía tendremos las Oriónidas (el 21 y 22 de octubre), las Leónida (17 y 18 de noviembre) y las Gemínidas (el 13 y 14 de diciembre).
  • La lluvia de meteoros podrá verse en directo a través de Internet gracias al Observatorio del Teide de Tenerife y Sky-Live-Tv.

Consejos de seguridad

Por otra parte y tal y como indica Acierto.com, la seguridad será clave para disfrutar plenamente de las Lágrimas de San Lorenzo. En especial si acudimos a la montaña o al campo para verlas. Para empezar lo ideal será planificar con tiempo la escapada. Intenta acudir al emplazamiento de día, unas jornadas antes. ¿El objetivo? Conocerlo y desplazarnos con seguridad.

El lugar que elijamos deberá ser tranquilo, pero también seguro. Si vamos a acudir a uno lugar donde pueda no haber cobertura informaremos siempre a nuestros amigos y familiares de dónde vamos a estar e incluiremos una pequeña brújula en nuestro equipamiento.

Incluir agua, frutos secos y un frontal también será clave para prevenir accidentes en la montaña y mantener la visibilidad en todo momento. No deberíamos olvidar tampoco la ropa de abrigo, en especial si acudimos a un lugar donde las temperaturas desciendan notablemente.

Contar con unas nociones básicas de primeros auxilios tampoco estará de más, así como llevar un pequeño botiquín, un silbato y consultar la previsión meteorológica.