Lunes, 10 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Miróbriga brinda por el 75º Aniversario de su Declaración como Conjunto Histórico-Artístico

CIUDAD RODRIGO | Buena jornada de Martes Mayor con menos puestos, quizá algo menos de público y sobre todo mucho menos calor

A la hora de publicarse esta información, en plena tarde del martes, Ciudad Rodrigo continúa todavía disfrutando de su Martes Mayor 2018, una edición dedicada (al menos la parte comercial) al 75º Aniversario de la Declaración de Miróbriga como Conjunto Histórico-Artístico. Realmente, la efeméride se cumple en 2019, pero el ‘cumpleaños’ comenzó a celebrarse en la jornada del Martes, brindando incluso con cava.

Fue gracias a los alumnos del programa formativo Turismo Miróbriga, que montaron un doble stand a las puertas de la Casa Consistorial: por un lado, un punto de información turística para que no fuera necesario entrar en las oficinas de turismo; y por otro, un stand de celebración, con picoteo para todos aquellos que quisieran sumarse al cumpleaños. De igual modo, sirvieron cava y tinto de verano con el que se brindó a lo largo de la mañana. Entre medias de ambos puestos, tuvieron incluso una gran tarta conmemorativa del 75º Aniversario.

Este despliegue les valió para llevarse el 2º premio (dotado con 150€) en la categoría de ‘Otros puestos’ dentro del concurso de premios convocado por el Ayuntamiento para todos aquellos puestos que se sumaron a la temática del Martes Mayor, que fueron muy pocos (de hecho, hubo premios que quedaron desiertos).

En esa categoría de ‘Otros puestos’, la primera plaza (recompensada con 200€) fue para el Grupo Scout Kennedy, por el montaje que tuvieron a las puertas de la Iglesia de Cerralbo, donde colocaron una reproducción del Parador y una serie de señales indicativas de distintos monumentos de la ciudad, además de ir ataviados varios de ellos de forma especial. Precisamente, varios de estos scouts estuvieron recorriendo el centro histórico a lo largo de la mañana.

La tercera plaza en la categoría de ‘Otros puestos’ (con 100€ de premio) fue para los aperos de labranza que tuvo desplegados María Isabel Elvira junto a la Plazuela de San Salvador.

En la categoría de Comercio, el primer premio fue para el establecimiento de Conchita San Román, con varias fotos de la ciudad y una reproducción del verraco al inicio de la calle Toro (en su entrada desde Julián Sánchez). Justo enfrente estuvo el segundo premio de esta categoría, el de Ferretería Sertorio González, con una silueta de varios monumentos mirobrigenses y una inscripción relativa al 75º aniversario.

Mientras, en la categoría de Escaparates, también con sólo 2 establecimientos premiados, la primera plaza fue para la tienda Dedal de Plata ubicada en la calle Madrid, que sustituyó su escaparate habitual por reproducciones de monumentos de Ciudad Rodrigo. La segunda fue para Mónica Monroy Fotografía, en la calle Cardenal Pacheco, quién colocó en su escaparate distintos elementos relativos al patrimonio mirobrigense, incluido el ‘perdido’: El Calvario de Juan de Juni y el retablo de la Catedral obra de Fernando Gallego.

Por último, en lo que se refiere a la categoría Infantil, de los 12 puestos de niños inscritos, sólo siguió la temática de la jornada llevándose premio el de Álex Martín Sánchez y Enay Salazar Sánchez.

 

En total, este Martes Mayor 2018 registró 210 puestos inscritos, una cifra notablemente inferior a la de los últimos años, cuando el evento venía contando con entre 250 y 270 puestos. Pese a esta reducción, hubo puestos desplegados por todos los lugares habituales, incluido por ejemplo el Registro, dando la bienvenida de este modo a todos los que accedieron al centro histórico por la Puerta del Conde.

Asimismo hubo puestos en la calle Madrid, Plazuela del Conde, Plazuela del Buen Alcalde (compartiendo espacio con los hortelanos que están allí todos los martes del año), Rúa del Sol, Julián Sánchez, calle San Juan, y por supuesto en la Plaza Mayor, donde varios de los establecimientos de hostelería desplegaron barras a las puertas de sus negocios. Estas barras estuvieron muy concurridas, pese a que la meteorología ha dado un notable respiro, bajando las temperaturas de forma destacada respecto a la jornada del lunes.

Eso permitió disfrutar mejor de la mañana del Martes Mayor a las miles de personas que recorrieron el centro histórico mirobrigense, en una cantidad quizás un poco menor que el año pasado (aunque como siempre decimos es difícil establecer comparativas de un año para otro). Entre los que se movieron por las calles estuvieron los miembros de la Corporación Municipal, que hicieron a media mañana la habitual visita institucional, en la que también participaron varios miembros de otras instituciones de la formación política Ciudadanos.

Entre los puestos relevantes que se pudieron encontrar en las calles, el Ciudad Rodrigo CF volvió a contar con un stand al inicio de la Rúa del Sol, donde tuvieron a la venta camisetas, merchandising diverso y también la Lotería de Navidad que juega el Club este año. En esa misma Rúa del Sol estuvieron como es tradicional Tato Galerías con su autobús de la felicidad, y la Asociación Española contra el Cáncer, que un año más hizo una cuestación aprovechando esta jornada. En este sentido, varias integrantes de la Asociación estuvieron repartidas por varios puntos de la ciudad, como por ejemplo la Glorieta del Árbol Gordo.

Como otros puestos solidarios, hubo stands de Manos Unidas, Comercio Justo o las Obras Misionales Pontificias. Además, también fueron ‘solidarios’ con todos los viandantes los numerosos puestos que ofrecieron alguna que otra vianda, en forma de raspas de queso, un trago de vino, o trocitos de los dulces de las Madres Carmelitas, que estuvieron a la venta en los soportales de la Plazuela del Buen Alcalde.

La actividad puramente comercial llegó a su final como es habitual entre las 14.00 y las 15.00 horas, dando paso a la gran fiesta de la hostelería, con varios puntos de atención a lo largo de la tarde del martes repartidos por el centro histórico.