Sábado, 18 de agosto de 2018

Anochece en La Sierra

Aunque la luz del día, oscurezca

trayendo su nocturno manto...,

y se recojan insectos y pájaros,

siendo los árboles su descanso:

Por esa razón, en la noche,

las plantas quedan sin color

hasta que esclarezca el día.

 

Las aves descansan en los árboles,

el jardín boscoso se hace invisible,

la noche lo envuelve y esconde:

mas, el agua..., constante,

se siente fluir incesante...

de sus profundos valles

y en inmensa obscuridad.

 

Madroñera, castaño, pino y nogal;

el jardín boscoso se oculta ya:

helechos, jaral., retama y matorral.

La noche lo cubre, con su obscuridad

mas sólo en el silencio...,

de sus profundos valles, se oye

del agua su fuerte zumbar.

 

Las colosales montañas,

igual, que todo lo demás...

invisibles parecen quedar:

sólo, con el despertar del día

volverán a la sierra los colores;

y toda la belleza y la alegría...,

que, traerá el nuevo día.

 

El árbol formado de anillos está;

y que, cada año cumple su edad...,

añadiendo a su tronco un anillo más:

y si el año es próspero, más grosor le da.

Su tronco... de anillos formado;

inequívoco, empieza con el curso del año,

y al terminar, su anillo preparado está.

Del libro ‘La llave del silencio’ 
Teresa Marcos Domínguez