Miércoles, 26 de febrero de 2020

Congresos universitarios del Octavo Centenario

Hemos elegido un buen camino para llevar a cabo las celebraciones del VIII Centenario de la Universidad

En esta semana se están celebrando en Salamanca simultáneamente dos magnos congresos científicos: El 56º Congreso Internacional de Americanistas y el Congreso mundial de Astronomía. Los dos con una inmensa asistencia de inscritos en las jornadas. Cinco mil participantes en el primero y tres mil en el segundo. Hasta el punto de encontrarnos hoy con un pleno hotelero, que en estos tiempos es muy de agradecer.

En noviembre de 2017, la comisión encargada entonces de las celebraciones del VIII Centenario de la Universidad anunciaban la serie de congresos programados a celebrar a lo largo del año 2018. Los congresos científicos, aparte de aproximar los últimos avances de las materias correspondientes, enriqueciendo a la propia familia universitaria en el propio sector de estudios e investigación, abren las ventanas de la Universidad de Salamanca al ámbito científico universal, con lo cual evocan el tradicional nivel científico de nuestra Universidad, reconocida a lo largo de los ocho siglos y en la geografía universitaria mundial.

En aquel momento se anunciaba la celebración de 40 acontecimientos científicos programados, previéndose la asistencia en total de entre 15.000 y 20.000 académicos de todo el mundo. Se preveía a su vez que a estos eventos seguirían sumándose otros a lo largo del año.

Algunos de estos congresos tenían como objetivo las distintas áreas de los estudios del Derecho, tan relevante en nuestra Universidad. Entre los congresos abiertos a la materia del derecho, se programaba alguno orientado a homenajear a dos antiguos alumnos relevantes: Adolfo Suárez y Fray Luis de León.

La Universidad ha cuidado la promoción nacional e internacional encarnada en reuniones como las de la Asociación Española de Investigación en Comunicación, los Congresos Internacionales de Biología Molecular o de la Sociedad Española de Italianistas, la jornada nacional de Ingeniería Química o las Jornadas Científicas Internacionales sobre investigación en personas con discapacidad, entre otros.

El programa de congresos del Octavo Centenario está abierto al mundo de Iberoamérica mediante citas de la relevancia del Congreso Internacional de Americanistas, que llega ya a su quincuagésima sexta edición y que se está celebrando en este momento, el Congreso de la Asociación Americana de profesores de español y portugués, el Congreso Internacional sobre Literatura Chicana, que ha tenido lugar en el mes de mayo, el Congreso Luso-español de Herpetología, que se celebrará en septiembre o el encuentro de la red Iberoamericana de Derecho Civil, que tendrá lugar en noviembre.

Teniendo como base el ámbito y la base del español, el Octavo Centenario abre también una ventana a la promoción de Salamanca como Universidad del Español, y lo hace a través del Congreso Internacional de Traducción e Interpretación, que se celebrará a finales de noviembre; la cita internacional en torno al patrimonio textual y las humanidades digitales, un puente que unirá pasado y presente en el mes de septiembre, como también lo hará en la misma fecha la reunión de la Red Temática internacional ‘Lengua y Ciencia’ o el encuentro de escritores y críticos de las letras españolas, que reflexionarán sobre la creación literaria en el ámbito universitario.

La USAL vuelve a demostrar su capacidad de adaptación a las inquietudes del presente debatiendo entre sus muros sobre responsabilidad social y sostenibilidad. Igualmente se dará lugar a la reflexión desde diferentes perspectivas sobre la trascendencia de hitos como la célebre Escuela de Salamanca, el peso del estudio filosófico salmantino, sin olvidarse de iconos tan apegados a su historia como los Colegios Mayores. No olvidamos el homenaje recientemente tributado, a través de la Asociación ALUMNI, a los Antiguos Alumnos salidos de sus Facultades.

Hemos elegido un buen camino para llevar a cabo las celebraciones del VIII Centenario de la Universidad. Así puede ponerse en práctica de verdad el slogan del centenario: “Decíamos ayer. Diremos mañana”. Ojalá estas celebraciones, a través de las relaciones internacionales que se potencien mediante estos congresos, permanezcan creciendo en el futuro y eleven a nuestra Universidad a las alturas alcanzadas en el pasado.

Los dos congresos que se celebran en este momento hacen un meritorio esfuerzo por llevar el interés por las materias de los congresos al público salmantino. Ambos han programado conferencias públicas, acontecimientos musicales y experiencias prácticas, como la observación del cielo desde el Colegio Fonseca y en edición nocturna desde la Plaza Mayor. El Cielo de Salamanca sigue siendo algo más que las pinturas procedentes del artesonado de la Biblioteca de nuestra Alma Mater.