Lunes, 6 de julio de 2020

Espacio internacional de la trashumancia

La globalización de los pastores

Al ocupar sistemas marginales, tener conocimiento detallado del territorio que explotan y gozar de relativa libertad de movimiento, los pastores han disfrutado tradicionalmente de una amplia autonomía. Esto, sin embargo, ha supuesto una desventaja de cara a la globalización, ya que los fenómenos de asociación de pastores siempre han sido relativamente escasos y sus posturas han quedado infrarrepresentadas en los foros internacionales. La toma de conciencia en este sentido ha resultado particularmente tardía, pese al hecho de que los pastores son especialmente afectados por ciertos fenómenos de la globalización.

Cuestiones transfronterizas

Los pastores basan su modo de vida en la explotación de los recursos del ecosistema. Sin embargo, gran parte de las fronteras de los países dividen ecosistemas y las comunidades que los aprovechan. Esta situación no ha sido un problema durante muchos años debido fundamentalmente a que el fenómeno de la descolonización y por lo tanto la presencia de fronteras “duras”, motivada muchas veces por situaciones de inseguridad relacionadas con guerrillas y grupos terroristas, es relativamente reciente. Sin embargo, la entrada en vigor de restricciones al tránsito fronterizo ha desembocado, sobre todo en África, en grandes crisis alimentarias, a menudo protagonizadas por pueblos pastores (Sahel y Fryxell, 1985). Las fronteras impiden el acceso a pastos de emergencia, para los años secos, que pueden estar situados a cientos de kilómetros de las zonas usadas habitualmente, pero que resultan estratégicos para el mantenimiento de los recursos de la unidad familiar. Estas crisis han resultado especialmente críticas en África, donde los ecosistemas pastoriles están especialmente fragmentados.