Domingo, 16 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Barrio Nuevo hace historia con su multitudinario encierro veraniego

CIUDAD RODRIGO | El Barrio se llenó para presenciar un espectáculo que tuvo un gran susto al intentar escaparse una vaca antes de empezar

Multitud de personas presenciaron el espectáculo dentro y fuera de las agujas | Fotos Adrián Martín

Quizá nada vuelva a ser igual en las celebraciones veraniegas de los barrios de Ciudad Rodrigo tras lo vivido en la tarde sabatina en el Barrio Nuevo, donde gracias a la iniciativa de un grupo de amigos y vecinos se celebró un encierro con vacas que hizo que el barrio se quedase pequeño ante la multitud de personas de todas las edades que quisieron ser testigos de este hecho histórico.

El espectáculo resultó un éxito rotundo, aunque eso sí, tuvo un enorme susto justo antes de empezar, cuando una de las vacas estuvo a punto de escaparse del camión colocado en la calle Lorenzo Roldán. El problema fue que la vaca logró abrir la puerta del compartimento donde estaba, que daba fuera del recorrido, llegando a sacar el animal más de medio cuerpo fuera.

El pánico cundió al ver al animal asomar, pero por fortuna no hubo un encierro ‘libre’, gracias a una chica que en ese momento se estaba subiendo al techo del camión, que logró cerrar la puerta del comportamiento antes de que el animal saliese por completo. Eso sí, el momento de tensión, con gritos incluidos, no se le olvidó a los lo vieron durante el resto de la tarde.

 

Una vez ya en el recorrido, tanto esta vaca como la otra -donadas por el Bar Gloria, y Hermanos Flores y Autos Castaño- dieron un buen juego ante la ingente cantidad de personas que quería enfrentarse a ellas. Las vacas mostraron su bravura rematando continuamente contra las agujas, y embistiendo a los valientes que la incitaban. La tarde fue bastante limpia, aunque un mozo sufrió un revolcón al hacer un quite a la vaquilla.

Si el interior del recorrido estaba ‘masificado’, aún lo estaba más el exterior, siendo muy difícil para aquellos que bajaron en coche encontrar un sitio para aparcar (de hecho hubo personas que se marcharon al no encontrar sitio). Todos los presentes disfrutaron no sólo durante el tiempo del encierro, sino también desde un buen rato antes, ya que hubo una doble animación extra.

Por un lado, la Charanga Al Rojo hizo un recorrido por las calles del barrio uniendo el Mesón La Torrecilla con el Camping Municipal, viéndose las ganas de fiesta callejera que tenían todos los presentes. Por otro lado, por las calles del encierro también se soltaron unos carretones, para que se lo pasasen en grande los más pequeños, que de este modo disfrutaron de la tarde como los que más.

Sin duda alguna, un antes y un después en las fiestas veraniegas de los barrios gracias a la iniciativa ‘de la calle’, y la colaboración de Ganados Francisco Cuesta, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, la empresa Miral Alquileres, el estudio técnico Arq tec, la Asociación de Vecinos del Barrio Nuevo, y un sinfín de pequeños colaboradores que han hecho posible el evento.

Ver más imágenes: