Domingo, 23 de septiembre de 2018

Los equipos de atención a dependientes y discapacitados de la Diputación atienden una media 85 personas al mes

El año pasado se atendieron a un total de 146 personas, la mayor parte de ellas pertenecientes a las zonas de acción social de Alba de Tormes, Guijuelo y Las Villas
Eva Picado y José María Sánchez, diputados de Bienestar Social de la Diputación

Los equipos de Promoción de la Autonomía Personal (EPAP) de la Diputación de Salamanca prestan atención a una media mensual de 85 dependientes o discapacitados con una ratio profesional/mes de 12 personas. Así consta en el informe de dación de cuentas de este servicio presentado en la Comisión de Bienestar Social de la Diputación, donde se informó que el año pasado se atendieron a un total de 146 personas, la mayor parte de ellas pertenecientes a las zonas de acción social de Alba de Tormes, Guijuelo y Las Villas.

De acuerdo al citado informe, el perfil mayoritario de los pacientes corresponde con el de un hombre o mujer con una media de 56 años, soltera, carente de estudios, sin ocupación remunerada y con patología crónica –enfermedad mental grave y prolongada–. 

El 73% de las personas atendidas tiene resolución del grado de discapacidad o está en trámites. Asimismo, el 60% presenta enfermedad mental grave y prolongada y un 38% presenta discapacidad intelectual.

Respecto a su situación de convivencia, el 38% de los atendidos vive solo y de ellos el 53% tienen enfermedad mental grave y prolongada diagnosticada; en el resto, 47%, sin haberse realizado diagnóstico de certeza, presentan también posible enfermedad mental o discapacidad intelectual.

La finalidad de este programa es ofrecer atención integral domiciliaria y en el propio entorno a aquellas personas en situación de discapacidad y/o dependencia, con dificultades y necesidad de apoyo psicosocial, de forma que pueda mantenerse en su entorno social y comunitario. En líneas generales, se trata de mejorar la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad y/o dependencia, promover su permanencia en el domicilio o, en su defecto, retrasar el mayor tiempo posible la posible institucionalización.

Actualmente el Área de Bienestar Social de la Diputación de Salamanca cuenta con dos Equipos de Promoción de la Autonomía Persona (EPAP) integrados por un psicólogo, un trabajador social y un terapeuta ocupacional en ambos y, además, un trabajador social en uno de ellos. Cada equipo tiene asignadas siete zonas de acción social.