Martes, 25 de septiembre de 2018
Béjar al día

El Consejo de Salud pide a la población que no deje de poner reclamaciones

BÉJAR | La situación de escasez de personal en el Centro de Salud se achaca a una nefasta gestión y planificación del sistema de formación de médicos de la Comunidad Autónoma

 

Centro de Salud María Auxiliadora de Béjar

El pasado día tres de Julio se ha reunido el Consejo de Salud de la zona de Béjar, compuesto por representantes del propio centro, de la Junta de Castilla y León y de los tres Ayuntamientos de mayor población de dicha zona de salud, Béjar, Candelario y Lagunilla; así como por diferentes agentes sociales como AMPAS, centros educativos, organizadores sindicales y asociaciones de vecinos y empresarios, para tratar como tema principal la delicada situación que se atraviesa el centro de salud de Béjar en relación con la falta de personal médico para dar asistencia sanitaria correcta a los pacientes, situación que se ve agravada en la época estival.

Durante los veranos confluyen, por una parte, el derecho al disfrute vacacional de los profesionales y por otra el aumento de la población en Béjar y en los pueblos de la comarca. En el último año, estas dificultades estacionales se han visto agravadas por la jubilación de algunos  médicos, por bajas por enfermedad de tres facultativos desde el pasado mes de febrero y porque el concurso de traslados ha dejado vacante una plaza en Béjar.

Por si esto fuera poco, se une a esta situación que los tres médicos que tienen guardia, tienen que cumplir con la obligatoria libranza al día siguiente de haber estado de guardia, y además que no se están produciendo las sustituciones de los que faltan por vacaciones o por baja laboral.

En la reunión del Consejo de Salud se ha expuesto la insostenibilidad de esta situación que se está viviendo en Béjar, donde muchos días cinco o seis médicos se ven obligados a atender a los pacientes que corresponderían al cupo de 10 facultativos y consultorios rurales han tenido que ver cerradas sus consultas por no haber médicos disponibles.

Según las informaciones recibidas del centro, entre los problemas que se generan  para los usuarios están, el que cada día son atendidos por un profesional distinto, demoras en las citas, menor interacción con el médico porque muchas veces no es el suyo y largas esperas frente a las consultas.

También los problemas los sufren los médicos de familia que se ven desbordados por una demanda inasumible, no pueden atender como les gustaría a los pacientes y a muchos de ellos los desconocen porque pertenecen a los cupos de otros facultativos. También el resto de profesionales del centro se están viendo desbordados y sufren, en muchos casos, las quejas de los pacientes insatisfechos.

A esto se suma el colapso que se está produciendo en el Servicio de Urgencias, donde a lo largo de la tarde y noche se atiende a muchos pacientes a los que los médicos no han podido ver durante el horario normal de consultas.

Los representantes del Centro de Salud de Béjar manifiestan que todos los trabajadores del mismo están haciendo todo lo humana y profesionalmente posible para que el caos no sea aún mayor, pero no es suficiente para llevar a cabo la atención asistencial que sería deseable

El Consejo de Salud hace público este comunicado con el fin de explicar a la población la situación caótica que tienen que salvar cada día los profesionales de la salud de Béjar y señala que todos estos problemas han sido trasladados oportunamente y en numerosas ocasiones a la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca, no habiendo obtenido más que vagos compromisos que, en general, no se cumplen y que a la postre no solucionan la situación.

Los representantes del Consejo consideran que este problema es la consecuencia de una nefasta gestión y planificación del sistema de formación de médicos de la Comunidad Autónoma y arranca desde hace muchos años. El escaso número de médicos titulados cada curso es insuficiente para cubrir las bajas que se van generando, el desarraigo de muchos de ellos, por pertenecer a otras Comunidades y que abandonan ésta tras terminar el MIR, unidos a la coyuntura actual en la que muchos de los médicos están llegando a su jubilación, hacen que no exista el relevo generacional que sería necesario para hacer frente a esta situación, y que debería haber sido previsto hace treinta  años.

El Consejo de Salud de Béjar, además de informar de esta situación, anima a los usuarios a que realicen las reclamaciones que estimen oportunas, sus representantes consideran que se está menoscabando el derecho fundamental de todos a una atención sanitaria digna y de calidad.