Lunes, 24 de septiembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Guardia Civil registra durante dos horas la agencia de viajes en presencia de su responsable

CIUDAD RODRIGO | La avalancha de denuncias es tal que la Guardia Civil está dando citas hasta el miércoles para presentarlas

Momento en que la responsable de la agencia era sacada de la misma una vez concluido el registro

Agentes de la Guardia Civil procedieron en la tarde del viernes a registrar la agencia de viajes de Ciudad Rodrigo que ha dejado en la estacada de una u otra forma a un número de mirobrigenses -y de otras localidades- aún por determinar, pero que no hace más que crecer según pasan las horas y se va difundiendo la noticia. De momento, la única certeza es que se ha creado un grupo de whatsapp para reunir a los afectados del que en la tarde del viernes ya formaban parte 80 personas.

Parte de las mismas se fueron congregando a las puertas de la agencia tras conocerse la noticia de que se estaba procediendo a su registro, que provocó un amplio despliegue de miembros de la Guardia Civil y la Policía Local. Tanto fue así que incluso se cortó al tráfico la calle Sánchez Arjona (no se podía acceder a la misma desde la Plaza Mayor), y los peatones no podían pasar justo a las puertas de la agencia.

El registro -al que asistieron como testigos dos personas que ‘pasaban por allí’- se prolongó durante dos horas (de 17.30 a 19.30 horas, aproximadamente), tras lo cual la Guardia Civil cargó en uno de sus vehículos un amplio número de cajas precintadas se supone que repletas de documentación recogida en el interior de la agencia, que ahora deberá ser analizada por los agentes.

Este registro se realizó con la presencia en todo momento, en calidad de detenida, de la responsable de la agencia, que cuando salió fue increpada por algunas de las personas afectadas que todavía permanecían a las puertas de su establecimiento. Incluso alguno de ellos le gritó si ‘volvía el lunes’ a concretar su viaje como la responsable le había dicho y redicho hasta incluso el mismo jueves en el que acabó detenida y durmiendo en los calabozos del Cuartel.

 

En principio, habría un plazo máximo de 72 horas desde que fue detenida para ser puesta a disposición judicial, pero según apuntaban en la tarde del viernes personas involucradas en el proceso, este plazo podría prorrogarse ante la avalancha de denuncias que se están queriendo interponer, lo que tiene a la Guardia Civil ‘desbordada’. De hecho, en el Cuartel se están dando citas hasta para el martes y el miércoles para formalizar las denuncias.

Por otro lado, según señalaba en la tarde del viernes Fernando Mateos, el abogado que ya venía llevando la causa de las primeras personas que resultaron engañadas por la agencia (el pasado mes de abril), van a intentar que se acumulen en una única causa todas las denuncias para que así el proceso judicial pueda ser más ágil ante el alto volumen de denuncias que se están presentando.

Hay que apuntar que, tal y como era previsible, el caso va a tener repercusión en los medios de comunicación nacionales. De momento, durante el tiempo que duró el registro estuvo presente en la zona un equipo de Antena 3, estando previsto que su información salga en sus informativos este sábado.